Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
05/08/2014

4 argumentos fallidos con los que la Casa Blanca intenta explicar por qué la marihuana debe ser ilegal

El New York Times se encuentra lanzando una cruzada en pro de la legalización de la marihuana, en lo que es una clara señal de que se vienen buenos tiempos para los fumadores de marihuana en Estados Unidos. El diario más importante de este país, que claramente apoyó la candidatura de Barack Obama, incluso se ha opuesto al mensaje de la Casa Blanca y ha publicado una serie de artículos en los que defiende su postura y sustenta su posición con estudios científicos que demuestran que la marihuana tiene diversos usos medicinales y comparativamente pocos riesgos.


La última manifestación de esta campaña mediática tiene que ver con la respuesta de la Casa Blanca al editorial del Times, la cual, según el diario neoyorkino, simplemente fracasó en argumentar por qué la marihuana debe continuar siendo ilegal. El gobierno de E. U. señaló que la razón por la cual esta planta debe de ser prohibida es debido “a los problemas de salud pública asociados al incremento del uso de marihuana”.


El NY Times apunta que esta respuesta es hipócrita si se considera que los chefs de la Casa Blanca hacen cerveza para el presidente –la receta Ale to the Chief puede consultarse en el sitio oficial–, cuando la marihuana supone menos riesgos a la sociedad que el alcohol. (Hipócrita, también, cuando Clinton y Obama han aceptado haber fumado marihuana de manera recreacional, inocuamente).


A continuación, 4 puntos que rebate el Times sobre la respuesta de la Casa Blanca:


1. El gobierno de E. U. sostiene que la marihuana afecta el cerebro en desarrollo citando un estudio de investigadores australianos.


El NY Times responde: “El estudio ha sico criticado por investigadores noruegos que argumentan que los factores socioeconómicos explican la aparente perdida de IQ y el verdadero efecto de la marihuana es cercano a cero. Y recuerden que nadie responsable está pidiendo que la legalización haga disponible la marihuana a adolescentes”.


2. El gobierno de E. U. sostiene que el uso de marihuana lleva a calificaciones más bajas, citando estudios donde se “asocia” el uso de cannabis con menores calificaciones.


El NY Times responde: “De hecho, el sondeo citado por la Casa Blanca advierte: ‘Las asociaciones no prueban causalidad. Se necesitan mayores investigaciones para determinar si las bajas calificaciones llevan al alcohol u otras drogas, el alcohol y otras drogas llevan a bajas calificaciones, o algunos otros factores llevan a ambos de estos problemas’”.


3. El gobierno de E. U. sostiene que la marihuana es adictiva.


El NY Times responde: “Este tercer apartado exagera enormemente el tipo de dependencia que experimentan los usuarios de marihuana… Algunos expertos creen que no es más adictiva que el café”.


4. El gobierno de E. U. sostiene que conducir bajo la influencia de la marihuana genera más accidentes de tránsito.


El NY Times responde:


Algunos estudios sugieren que conductores bajo la influencia de la marihuana en realidad sobrestiman el impedimento para conducir y lo hacen de manera más cuidadosa, mientras que conductores bajo la influencia del alcohol tienen menos precauciones. Algunos estudios implican a la marihuana como un factor en accidentes de vehículos motorizados, pero otros no. La combinación entre el cannabis y el alcohol es ciertamente más peligrosa que cada una de estas sustancias por separado.


Así las cosas, queda claro que los puntos de la Casa Blanca son poco contundentes y palidecen ante la evidencia a favor del uso responsable de la marihuana y la información consciente en torno a sus efectos y posibles usos medicinales. El Times recomienda:


dar pasos para regular que la marihuana no sea utilizada por adolescentes. No pedimos que se permita a las personas conducir bajo la influencia de la marihuana: conducir bajo la influencia de cualquier droga, incluyendo la marihuana, es ilegal y debe de mantenerse así. No estamos tampoco urgiendo a los adultos a empezar a fumar marihuana. Simplemente estamos pidiendo al gobierno federal que abra camino para que los estados puedan decidir qué políticas funcionan mejor para sus propios ciudadanos.

Fuente



Arriba