Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
14/05/2014

A “Dios rogando y marihuana fumando” la Iglesia de la Marihuana es legal en Canadá

Según podíamos leer en WorldNewsDailyReport, después de 12 años de batalla legal entre la Comisión de Derechos Humanos de Alberta y la Iglesia cristiana de la marihuana por fin ha terminado. La Corte Suprema de Canadá ha llegado a la conclusión de que la iglesia y sus seguidores están practicando legalmente sus creencias religiosas. La batalla comenzó desde una redada que la policía incautó unos 200 kilos de marihuana en la pequeña ciudad de Cochrane, Alberta, en el 2002.


El Tribunal Supremo considera que policía del Condado de Rocky View tendrá que reembolsar por la pérdida de las 200 libras de marihuana confiscadas y destruidas, y que se estima en un valor de hasta 1 millón de dólares. Esta es una gran victoria para la organización religiosa y abre las puertas a otros grupos religiosos que han estado reclamando los mismos derechos desde hace años, como los rastafaris de Canadá.
El abogado de la Iglesia de la marihuana, Adam Whitehorn, convenció al jurado de que la Biblia cita varias veces el uso de la marihuana como alimento, medicina y para las prácticas religiosas, y el grupo religioso basa su fe en estas creencias.


La Corte Suprema dictaminó que a los miembros de la iglesia se les debe permitir no sólo cultivar cáñamo y sus productos derivados, sino que también crecer legalmente cannabis potente con tetrahidrocannabinol (THC).


“Es nuestro derecho divino el usar esta hierba sagrada. Si Dios no quiere que usemos esta planta sagrada, no la habría creado en el primer lugar. Es bastante obvio si me preguntas “, explica un miembro entusiasta de la iglesia.


La religión que sólo había comenzado con 12 seguidores, actualmente había llegado a más de 1.000 personas en tan solo unas horas después de que el veredicto fuese lanzado a los medios de comunicación. “Hemos recibido más de 20.000 formularios de solicitud en nuestra página de Facebook para registrarse en nuestra iglesia en las dos primeras horas. Apenas tenemos suficiente gente para hacerse cargo de toda la burocracia “, admite el hermano Harris, con entusiasmo.




Arriba