Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
31/08/2015

A la marihuana no le gusta el cáncer

no_cancer_by_kirneh001-d3judk8-780x438


El Instituto del Cáncer de Estados Unidos dice ahora que el THC de estas plantas puede combatir las células cancerosas


La marihuana siempre ha tenido que luchar contra la mala imagen que durante décadas se ha querido difundir de ella


Toda la investigación científica sobre sus posibilidades médicas se detuvieron hace décadas en los Estados Unidos y le siguieron otros países, el proceso de solicitud para investigar era tan complicado que nadie siquiera podía intentarlo.


Leer los titulares de antes significaba leer que el consumo de marihuana te podía producir cáncer, que causaba esquizofrenia, que dañaba tu corazón y las arterias, que era la “puerta de entrada” a las drogas más duras, que es adictiva como la heroína, que actualmente era más fuerte y más peligrosa de lo que era antes, que te deteriora la funcionalidad cognitiva Incluso que te reduce el coeficiente intelectual…


Las nuevas tácticas del miedo hacia la planta incluyen que la legalización aumentaría la disponibilidad del cannabis y conducirá a una epidemia “grande y rápida” de consumidores de marihuana iniciando una ola importante de delincuencia y poniendo a miles de zombis drogados sueltos en nuestras calles. ¿Por qué no tendría que sospechar cualquier ciudadano con todo lo que se “evidencia”, algo deberá ser verdad?


Afortunadamente, hay otros especialistas, que están ayudando a separar la realidad de la ficción. Organizaciones como la Drug Policy Alliance y la NORML tienen sitios Web llenos de información actualizada sobre la marihuana y sus mitos, y hay docenas de otras publicaciones que ya actúan como organismos de control con información online en el momento.


Este mes el prestigioso Instituto Nacional del Cáncer norteamericano, que forma parte del Departamento de Salud de EEUU, admitió que los cannabinoides pueden ser utilizados para inhibir las células cancerosas sin dañar las sanas (principal efecto secundario de la quimioterapia y la radiación).

Sí, hemos leído bien, y vale la pena repetirlo, desde la propia web del instituto del cáncer:


“Los cannabinoides pueden ser útiles en el tratamiento de los efectos secundarios del cáncer y su tratamiento. Otros posibles efectos de los cannabinoides incluyen a) actividad anti-inflamatoria, b) bloquea el crecimiento celular, c) la prevención del crecimiento de los vasos sanguíneos que abastecen a tumores, d) la actividad antiviral y e) el alivio de espasmos musculares causados ​​por la esclerosis múltiple. “


También informa que


                    “los cannabinoides son útiles en el tratamiento de cáncer y sus efectos secundarios fumado, comido en productos horneados, bebido en té de hierbas, o incluso rociándolo bajo la lengua.” En ninguna parte de este sitio web del gobierno de los Estados Unidos dicen que el cannabis produce cáncer.



no_cancer_by_kirneh001-d3judk8


La parte preocupante es que el mismo Departamento de Salud lo ha estado desmintiendo durante años, y ha persistido en su negativa manteniendo la marihuana en el Anexo 1 (listado de drogas muy peligrosas junto a la heroína).

Y lo que es, kafkiano o absurdo, es que el ingrediente de la marihuana que parece inhibir el crecimiento del cáncer en las células es el THC, el mismo cannabinoide que produce el “subidón” o “coloca” y que los anti cannabis están dispuestos a gastarse miles de millones negándoselo a los demás.



FUENTE Bourder Weekly redacción




Arriba