Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
11/08/2014

Abrirán escuela para estudiar la marihuana en Massachusetts

Una nueva escuela abrirá este otoño en Estados Unidos,  y enseñará todo lo que siempre se quiso saber sobre la marihuana.


El Northeastern Institute of Cannabis, ubicado en en Natick,  anunció que pronto empezará a aceptar solicitudes y comenzará a impartir clases a finales de agosto o principios de septiembre.


Fundado por Mickey Martin, quien durante mucho tiempo ha sido un activista a favor de la marihuana, el programa de 12 cursos le enseñará a los estudiantes acerca de los usos médicos de la marihuana,  las técnicas de cultivo, la logística de operar un dispensario, así como la ciencia, la historia y el marco legal de la industria.


A medida que continúa el auge de la industria del cannabis y crece el número de estados que legalizan su uso para fines médicos, la demanda de trabajadores con conocimientos en ese campo es mayor que nunca.


Por lo tanto, éste es el momento perfecto para lanzar un instituto dedicado a capacitar a las personas, dice Martin, quien una vez tuvo su propio negocio de comestibles medicinales de marihuana antes de que fuera allanado y cerrado por la Administración del Control de Drogas. Desde entonces, empezó un negocio de consultoría en marihuana y recientemente escribió el libro “Medical Marijuana 101″.


“Esta es una de las industrias de mayor crecimiento en Estados Unidos, y ya no es solo a los drogadictos y a las personas a quienes les gusta la hierba… es un negocio”, dijo Martin. “Nos estamos enfocando en tu trabajador básico, alguien que quiere ir a un dispensario y solicitar un empleo, porque estos lugares quieren personas capacitadas”.


Martin eligió Massachusetts porque el estado recientemente legalizó la marihuana medicinal, y el pueblo de Natick porque es hogar de muchos de los dispensarios de marihuana medicinal del estado. Con el financiamiento de inversionistas privados, actualmente se está llevando a cabo la construcción de un edificio de 696 metros cuadrados donde se impartirá las clases y se hará reuniones.


Mientras Colorado y California cuentan con escuelas similares, Martin dice que espera que el Northeastern Institute of Cannabis sea la primera escuela de cannabis registrada en Nueva Inglaterra.


“Hay nuevas industrias de marihuana que se están iniciando en estados por toda la región de Nueva Inglaterra, pero tienes un lugar de trabajo prácticamente sin capacitación”, dijo Martin. “La mayoría de programas de capacitación están en Colorado y California, pero que alguien viaje tan lejos para ser capacitado no es realista”.


Para inscribirse como un instituto profesional es necesario presentar al estado una aplicación y un registro financiero detallado, un proceso por el que Martin está pasando actualmente.


Mientras no espera tener ningún problema para obtener autorización para mediados de agosto, dice que la escuela comenzará a impartir clases aunque haya un retraso inesperado con la aplicación. Sí la escuela no obtiene su autorización, eso simplemente significa que no se podrá promocionar como un instituto profesional certificado, y esa es una de las maneras en las que la universidad espera atraer estudiantes.


Para inscribirse, los estudiantes deben tener al menos un GED o un diploma de escuela secundaria, y Martin dice que más de 500 personas ya han expresado un interés en aplicar.


Los estudiantes que finalicen el programa completo de 12 cursos de la escuela recibirán una “certificación de la industria del cannabis” y la matrícula costará 1.500 dólares. Para las personas que quieren tomar clases individuales, cada curso de cuatro horas costará alrededor de 199 dólares.


Las clases se impartirán por las noches y fines de semana para beneficiar a las personas que trabajen tiempo completo y habrá entre 25 y 30 estudiantes por clase.


Pero si  se quiere experimentar con marihuana real, este no es el lugar. A la escuela no se le permitirá tener marihuana en el campus. Debido a que no es un dispensario, tener cannabis en la propiedad sería ilegal. En cambio, presentarán videos y fotografías de enseñanza de dispensarios locales, cocinas y otras instalaciones.


Un problema más: debido al turbio panorama legal de la industria de la marihuana (el gobierno federal aún la considera ilegal), por ahora a los estudiantes no les será permitido aplicar para recibir asistencia financiera federal para el pago de su matrícula.


“En este punto, la interferencia federal en la industria todavía es pesada y torpe”, dijo. “Ha sido todo un proceso”.

Fuente



Arriba