Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
05/11/2014

Avanza la posibilidad de legalizar la marihuana en la capital de EEUU

El referéndum para la legalización del uso recreativo de la marihuana en la capital estadonidense tiene mayores probabilidades de ser aprobado en la elección de este martes en comparación de otras iniciativas que se someterán a votación.


La llamada “iniciativa 71” en el Distrito de Columbia, permitiría a adultos mayores de 21 años la posesión de hasta 56 gramos de marihuana, así como el cultivo de hasta seis plantas de cannabis en su casa de manera legal.


El apoyo capitalino ha sido el más consistente en los sondeos, en comparación con los refrendos que se votarán en Alaska, Florida y Oregon.


Encuestas del diario The Washington Post realizadas en enero y septiembre mostraron el mismo respaldo a la legalización de la marihuana de 63 por ciento con 34 por ciento de oposición.


En tanto, en el último sondeo realizado por Public Policy Polling entre el 20 y el 22 de octubre, 52 por ciento se mostró a favor y el 35 por ciento en contra.


En contraste, en Alaska, que tiene la mayor tasa de usuarios de marihuana en el país, el último sondeo de Ditman realizado en octubre indicó que 43 por ciento apoya la medida contra 53 por ciento que se opone.


En Florida, la encuesta de Public Policy Polling, el 1 y 2 de noviembre, reveló que la mayoría (53 por ciento) aprueba la legalización del uso de la cannabis.


También en Oregon el respaldo es de 52 por ciento, con la oposición de 41 por ciento de los encuestados.


Si fuera aprobada en las urnas, la iniciativa capitalina enfrenta la amenaza de que la Cámara de Representantes bloquee la posibilidad de que se convierta en ley, ya que el Distrito de Columbia tiene jurisdicción federal.


En marzo pasado, cuando el ayuntamiento aprobó la descriminalización de la posesión de pequeñas cantidades de mariguana, los republicanos que controlan la cámara baja trataron sin éxito de bloquear el estatuto.


Asimismo el Congreso impidió al gobierno capitalino la instalación de dispensarios de Cannabis durante casi 12 años.


Drug Policy Alliance, organización que ha realizado mayor activismo, considera que el uso regulado de la cannabis es un asunto de “justicia racial”, porque los afroestadunidenses y los hispanos son los más arrestados por posesión aun cuando el consumo es similar en toda la población.


Ese y otros grupos a favor de la legalización de la cannabis sostienen que la política gubernamental de guerra contra las drogas ha fracasado.


La venta de marihuana no está prevista en la Iniciativa 71, sin embargo el Concejo del Distrito de Columbia, el órgano de gobierno capitalino, está considerando una medida que incluya una regulación y la imposición de pago de impuestos.


La iniciativa ha sido criticada por no preveer una designación de fondos para tratamiento de adicciones o una campaña de prevención en particular para los menores de edad.


Los defensores indican que trabajan con el Congreso para la elaboración de una regulación para la venta de la mariguana a fin de que el gobierno capitalino tenga ingresos que permitan destinar presupuesto para campañas de prevención y tratamiento para sustancias adictivas.


Aunque un estudio reciente mostró que la tasa de detenciones en general disminuyó con la legalización y discriminalización del uso de la marihuana, sin embargo no redujeron los arrestos desproporcionados de minorías.  Fuente



Arriba