Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
18/06/2015

Bulgaria, auge del consumo de marihuana “марихуана”

bulgaria-flag-map-780x438


El porcentaje de consumidores de marihuana en Bulgaria se dobló en los últimos 10 años, según un informe del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT).


Desde el año 2005, el número de búlgaros que fuman “hierba” ha ido creciendo hasta el 8,3% actual de jóvenes entre 15 y 34 años que han admitido haber consumido cannabis en los últimos 12 meses. Hace 10 años este porcentaje era inferior al 5%. Según el Observatorio Europeo de las Drogas y Toxicomanías (OEDT) el rango búlgaro se sitúa en la parte superior del 6% en el crecimiento de fumadores de marihuana con Francia, Dinamarca, Finlandia y Suecia.


Aunque la tendencia es alcista, Bulgaria todavía está por debajo de la media europea en el uso de “drogas blandas”. De un total de 28 países europeos, su promedio se situó el año pasado en medio de la lisa de países. Bulgaria sigue estando lejos de las naciones líderes en consumo como Francia y Dinamarca, donde éstos son segundo y tercero respectivamente en el consumo de “porros” o “cigarrillos de la alegría”


En conjunto sigue siendo la sustancia ilegal más popular en la Unión Europea. Usada por más de 19 millones de personas en los últimos 12 meses y siendo el 80% de los casos de las incautaciones de drogas en la UE el año pasado asociadas ala marihuana. Paradójicamente, en los Países Bajos, donde no hay límites para el consumo legal del cannabis el consumo de los jóvenes es de los más bajos de Europa.



FUENTE V Sekinden



Arriba