Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
02/11/2016

Cannabis u opiáceos, mejor el primero.

Dolores y cannabis


Está avalado por múltiples estudios que el cannabis es muy útil para tratar el dolor pero un estudio reciente indica que es especialmente eficaz para el dolor de espalda causado por cualquier causa, desde el provocado por estados de ansiedad como debido a una lesión. Como el cannabis es usado ya de manera eficaz en la mejora de la ansiedad podría ayudar en ambos casos al mismo tiempo. Debido a que el dolor de espalda es la primera causa de discapacidad en el mundo se está invirtiendo en estudios que permitan una reducción de esta patología y mas si se pueden evitar los opiáceos adictivos.

Los derivados del opio son el analgésico prescrito de forma habitual para paliar síntomas relacionados con el dolor. Por desgracia su eficacia se reduce de manera significativa por la tolerancia que desarrolla el paciente. Después de un tiempo la persona es adicta a estas sustancias y sus dolores se mantienen convirtiéndose en crónicos. Los nuevos estudios realizados con el cannabis abren una linea de investigación esperanzadora investigando los dos cannabinoides mas conocidos: THC y CBD.

Un estudio realizado en el Center Spine de la Universidad de Colorado comprobó que el cannabis alivia los dolores de espalda, por diversas dolencias, de una manera mas eficaz que los opiáceos.

Los resultados fueron muy prometedores: el 90% de los pacientes informaron que habían sentido una reducción importante en la intensidad del dolor. Un 80% consideró que el tratamiento con cannabis era igual o mejor que el de opioides. Además de su función analgésica los estudios sugieren que los cannabinoides tienen una fuerte función antiespasmódica. Esta capacidad podría ser un gran apoyo en la espasticidad que desarrollan los pacientes que padecen esclerosis múltiple. Otra línea de estudios siguiendo esta idea se está enfocando hacia la epilepsia infantil.

A medida que se amplía la distribución mundial de la legalización terapéutica del cannabis se van descubriendo nuevos beneficios de sus principios activos en detrimento de otras como los opiáceos con los problemas que conllevan, una baja tasa de éxito por ejemplo, se considera que sólo lo tienen en un 30-40% arrastrando una gran variedad de efectos secundarios de diversa gravedad, somnolencia intensa, cambios de humor, estreñimiento, nauseas y, aunque no sea considerado un efecto secundario propiamente dicho, adicción elevada.

 
FUENTE Health Living Team



Arriba