Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
10/03/2014

Científicos alemanes desarrollan una nueva forma de identificar el THC del Cannabis

Los científicos han desarrollado una nueva forma de identificar si una planta de cannabis es rico en THC o no y sin las pruebas de THC.


Las leyes de muchos países consideran que la marihuana se utiliza para fines recreativos o de salud siendo diferente el uso del cáñamo industrial. Pero cuando todo se reduce a la genética, la marihuana y el cáñamo no son muy diferentes en lo absoluto.


Tanto la marihuana como plantas de cáñamo pertenecen al género cannabis, y ambas contienen enzimas que producen los cannabinoides.  La diferencia está sólo en el último paso del proceso de producción de cannabinoides, donde el cannabigerol (CBG) se convierte en tetrahidrocannabinol (THC) o en cannabidiol (CBD).


La plantas de cáñamo producen mayores cantidades de la enzima sintasa CBDA, que convierte el CBG a CBDA. Las plantas de marihuana, por otro lado, producen mayores cantidades de sintasa THCA, que convierte CBG a THCA. CBDA y THCA se convierten en CBD y THC al calentarse.


Dado que las plantas de cáñamo y la marihuana son muy similares en apariencia, los científicos han estado tratando de identificar un marcador genético que podría proporcionar métodos de detección simples para distinguir a las dos.


Ahora, un equipo científico en Alemania dice que han tenido éxito en conseguir precisamente esto.


Publicado esta semana en el Journal of Forensic Science, los investigadores demostraron que mediante el uso de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) los métodos para la detección de fenotipos específicos dentro del gen de la sintasa de THC, podían identificar las plantas de cannabis sativa de ser ricas en CBD o ricas en THC.


Se confirmó la exactitud de la prueba mediante el cribado de un lote de más de 200 plantas de tipo mixto.


Desafortunadamente, la prueba no proporciona un valor cuantitativo del contenido de THC. Sin embargo, otras tecnologías como la cromatografía de gases ya permite un análisis preciso del contenido de THC. Los científicos creen que su método de ensayo podría ser utilizado cuando el análisis de THC no sea una opción.


“A pesar de que una predicción cuantitativa del contenido de THC no se puede hacer, el marcador representa una valiosa herramienta para la evaluación del material de cannabis, si una evaluación de THC no es posible”, escribió la Dra. Christina Staginnus de la Universidad de Frankfurt y sus colegas.


Esto, explican, podría incluir los casos en que las plantas aún no han alcanzado la madurez. Por ejemplo, en la evaluación de la pureza de lotes de semillas.


Además, los investigadores dicen que su prueba podría ser utilizada en diferentes partes de la planta, incluidos los que normalmente no producen los cannabinoides, como las raíces o fragmentos de plantas muy dañados.


Fuente LeafSciencie



Arriba