Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
19/11/2014

¿Cómo afectará la legalización de la marihuana a los cárteles de México?

La decisión de los votantes en Colorado y del estado de Washington de legalizar el uso recreativo de la marihuana ha “cambiado las reglas del juego” para la administración del presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, y en la guerra contra las drogas apoyada por los Estados Unidos, de acuerdo con un informe del Washington Post por William Booth.


“Obviamente, no podemos manejar un producto que es ilegal en México, tratando de detener su transferencia a los Estados Unidos, cuando en los Estados Unidos, al menos en parte, ahora tienen un estatus diferente,” dijo Luis Videgaray principal asesor de Peña Nieto dijo a una emisora ​​de radio el miércoles pasado.


Sin embargo, los expertos y los estudios señalan que la legalización en dos estados de Estados Unidos - incluso si el gobierno federal lo permitiese- probablemente no llevaría a la quiebra a los carteles de la droga de México.


En el período previo a los referendos en México y Colorado, el Instituto Mexicano de la Competitividad  dio a conocer un estudio que estimaba  que los cárteles mexicanos perderían $ 1.425 millones, si la iniciativa era aprobada en Colorado y $ 1372 millones si lo era en Washington. La organización  también predijo que los ingresos por tráfico de drogas  caerían de un 20 a 30 por ciento, y el cártel de Sinaloa sería el más afectado, perdiendo hasta 50 por ciento de sus beneficios .


Pero ese es un impacto mucho más grave que el previsto por la Rand Corp., que previamente encontró que los carteles sentirían a penas la presión de las iniciativas de la legalización en los EE.UU. Como Rand informó:


Un estudio de la Rand Corp. del 2010 estima que el consumo de marihuana legal en California, un estado que consume alrededor de una séptima parte de toda la marihuana que se fuma en los Estados Unidos, costaría a los cárteles del 2 a 4 por ciento de sus ingresos. Así que la pérdida de los consumidores en estados como Washington y Colorado que tienen una población más pequeña ni afectaría mucho la línea de fondo del cártel.


Es difícil determinar exactamente cómo la legalización en los Estados Unidos de la marihuana sería perjudicial para los cárteles, en parte debido a que no tenemos los números exactos de los beneficios del consumo de marihuana de los narcotraficantes en cada uno de los 50 estados.


Los autores del estudio de Rand analizaron el caso hipotético de la legalización de la marihuana en California, que era una proposición en el estado  y que en su momento no pasó. Cuando trataron de determinar el impacto que el acceso a la marihuana legalizada en California tendría en la cuota de mercado de los carteles, encontraron que la marihuana exportada por “DTO” mexicanos (u organizaciones de tráfico de drogas) dominaban los mercados de Nuevo México y Texas y California, pero no saturaban los mercados más septentrionales (Oregon y Washington).


Así que ya, la legalización en Washington y Colorado no golpearía a los cárteles mexicanos en la forma en que la misma medida que digamos, Texas haría.


También encontraron que en el peor de los casos para los traficantes de drogas, la legalización en California significaría que la marihuana mexicana retendría menos del 9 al 15 por ciento de su cuota de mercado original, en los EE.UU. Sin embargo, si se toma en cuenta los costos de contrabando, los impuestos sobre consumos específicos y la potencia percibida del producto, la cuota de mercado podría seguir siendo tan alto como de un 33 a un 38 por ciento.


Luego está el hecho de que los cárteles también hacen su dinero aparte de la marihuana – con drogas como la cocaína y las metanfetaminas, así como con actividades como el tráfico de personas y secuestros, que constituyen una gran parte de sus modelos de negocio. Y han demostrado una capacidad extraordinaria para adaptarse a medida que las fuerzas del mercado y las políticas de drogas cambian.


Con actividades no farmacológicas en mente, el profesor de psiquiatría de la Universidad de Stanford Keith Humphreys, ex Asesor Principal de Políticas de la Oficina de la Casa Blanca de Política Nacional de Control de Drogas, desarrolló un gráfico circular teórico para romper los flujos de ingresos probables de los cárteles:


Aquí, las ventas de marihuana representan sólo el 17 por ciento de las ventas, mientras que el de la cocaína representa más de un tercio.


“Está claro que para los cárteles mexicanos las áreas de la cocaína y la heroína son las que en términos de exportación ganan más”, Martin Jelsma, experto en política de drogas en América Latina en el Instituto Transnacional en los Países Bajos,  dijo al Christian Science Monitor .


Y si miramos del lado de los expertos que piensan que las actividades fuera de drogas representan la mayoría de los ingresos de los carteles, las ventas de marihuana aún disminuyen más, alrededor de 9 por ciento:


A principios de este año,  el presidente de Uruguay, José Mujica propuso no sólo la legalización de la marihuana, para convertir al Estado en el único proveedor, sustituyendo así los traficantes.


La participación del Estado “echaría a perder el mercado” para los traficantes de marihuana, “porque vamos a vender mucho más barato que lo que están vendiendo ellos en el mercado negro”, Mujica dijo a CNN. Publicado Washington Post




Arriba