Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
15/09/2014

Cómo el Tetrahidrocannabinol o THC puede frenar el crecimiento de tumores

Científicos de la Universidad de East Anglia, en Norfolk, Reino Unido, han demostrado que el THC, principal ingrediente psicoactivo de la marihuana, podría reducir el crecimiento del tumor en pacientes con cáncer


La investigación revela la existencia de mecanismos de señalización previamente desconocidos que – además de los ya conocidos – son responsables del éxito de dicho fármaco en la reducción de los tumores. Esta investigación ha sido elaborada en cooperación con científicos de la Universidad Complutense de Madrid, España.


Los autores del estudio utilizaron muestras celulares cancerígenas de mama humano para inducir tumores en ratones. A continuación los tumores fueron tratados con THC y vieron que dos receptores celulares en concreto fueron responsables de sus efectos anti-tumorales. “Mostramos que estos efectos están mediados por la interacción conjunta del CB2 y el GPR55 – dos miembros de la familia de los receptores cannabinoides.


Nuestros resultados ayudan a explicar algunos de los efectos bien conocidos, pero aún poco comprendidos, del THC a dosis bajas y altas en el crecimiento tumoral”, dijo el Dr. Peter McCormick de la escuela de Farmacia de la UEA. “Mediante la identificación de los receptores implicados hemos proporcionado un paso importante para el futuro desarrollo de terapias que puedan actuar sobre las interacciones que hemos descubierto para reducir el crecimiento del tumor”. Fuente




Arriba