Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
10/11/2014

Cómo extraer aceite de semillas de cáñamo

El aceite de cáñamo se elabora a partir de las semillas. Sin embargo, las semillas de cáñamo no contienen ningún químico tóxico tetrahydrocannabinol, o THC, a diferencia de la marihuana. El aceite de semilla de cáñamo se puede usar como aceite comestible de cocina, en productos de cuidado personal como jabones, champús y cosméticos, y como aceite para el proceso de secado de pinturas, selladores, lubricantes y otros productos comerciales. Con una pequeña prensa casera puedes extraer aceite de semillas de cáñamo con facilidad.


1- Consigue semillas de cáñamo frescas y secas. Limpia las semillas por completo para eliminar restos de ramas y otros residuos.


2- Coloca el recipiente pequeño debajo de la prensa para recoger el aceite que extraes de las semillas. Usa el recipiente más grande para recoger las semillas prensadas en el extremo del dispositivo.


3- Mide la cantidad de semillas de cáñamo que necesitas para rellenar 2/3 de la capacidad total de la tolva en donde se colocan las semillas. Haz que el mango de la prensa comience a girar o enciende el motor que opera la prensa.


4- De vez en cuando, presiona las semillas de cáñamo para que se filtren a través de la prensa de forma correcta. Revisa el depósito de aceite. A medida que se llena, retira el recipiente y vierte el contenido en un frasco de vidrio grande. Continúa prensando las semillas en la tolva hasta que ya no quede ninguna. Vierte todo el resto del aceite en el frasco.


5- Tapa el frasco de vidrio que contiene el aceite de cáñamo. Coloca el frasco en un sitio cálido y oscuro para que el aceite se separe de cualquier resto de agua u otra sustancia que haya como consecuencia del proceso de prensado. Vierte el aceite en otro recipiente al otro día.


Necesitarás


-Semillas de cáñamo

-Prensa para extraer aceite

-Recipiente de plástico grande

-Recipiente de plástico pequeño



Arriba