Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
19/02/2015

Crear tus propias píldoras de THC o marihuana en 5 sencillos pasos




Todos sabemos que fumar es malo ¿verdad? Si usted no quiere fumar y está buscando otra manera de obtener el “colocón o subidón”” sin ninguno de los efectos nocivos asociados con al fumar, o si necesitas una manera de consumir y fumar no es una opción viable (por ejemplo en grandes eventos, lugares públicos , conciertos etc), entonces ¿por qué no probar con estas píldoras de THC caseras? Son ridículamente fáciles de hacer …


El concepto es simple, se trata de una cápsula o píldora rellena de una mezcla que contiene THC y que está listo para ser absorbido por su sistema. La dosis también es fácil de controlar.


Necesitarás:


1. Aceite de Oliva


2. Cannabis (la cantidad elegida)


3. Algo para moler el cannabis


4. Una fuente de calor por ejemplo una estufa


5. Recipiente (algo para mezclar y moler el cannabis y el aceite)


6. Cápsulas de píldoras (vaciar algunas cápsulas como las de vitaminas)


7. Una pequeña cuchara


Dosis:


Todo el mundo utiliza diferentes cantidades de cannabis. Como regla general, trate de hacer 5 cápsulas de un gramo de cannabis.  Los usuarios no experimentados de marihuana deberían utilizar la mitad de esta dosis.


Paso 1:


Obtener la cantidad de cannabis que normalmente se consumen en un bong o un porro, se trataría de una dosis. Multiplica por las dosis que quieras conseguir. Cada dosis será una cápsula.


Paso 2:


Pon las hierbas finamente molidas en un bol y añadir el aceite suficiente para saturarlo moliéndolo alrededor de un minuto. Calentar una sartén en la estufa y poner la mezcla ahí.


Paso 3:


Ponlo alrededor de 120 ° C.  y deje que se caliente durante 15 minutos, moler en una pasta.


Paso 4 :


Deje que la mezcla se enfríe


Paso 5:


Use la cucharilla para transferir la mezcla a las cápsulas,. Ya están y ahora almacenaas en el congelador.


Este método de consumo es ideal para cuando no se puede fumar. Recuerda que la manera de actuar del THC en el sistema cuando se ingiere es diferente a cuando se fuma, se necesitará más tiempo para que te “suba” y puede ser más intenso y durar más tiempo.



FUENTE ISmoke



Arriba