Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
01/08/2014

El cannabis es eficaz en las náuseas rebeldes a tratamiento después de un accidente cerebrovascular

Ha sido presentado por médicos del Departamento de Atención a las Personas Mayores del Hospital Glan Cluryd en Rbyl, Reino Unido, un caso de una mujer de 78 años con náuseas intratables tras un ictus cerebeloso que respondió bien al tratamiento con THC. Sus síntomas iniciales fueron: náuseas que no respondían al tratamiento, vértigo y ataxia. A pesar de que la ataxia y el vértigo mejoraron después de la rehabilitación, las náuseas persistieron. Llegó a ser tan intensa que empeoraba con el más mínimo movimiento. No obtenía ningún beneficio de la amplia gama de medicamentos estándar que probó.


Debido a que sus síntomas eran tan incapacitantes, accedió a probar con cannabis y recurrió al mercado ilegal. Tomaba pasteles de marihuana y marihuana untada en pequeñas cantidades en su tostada una vez al día. Sus síntomas mejoraron en una semana y fue era capaz de caminar y salir de casa. A pesar de que todavía tiene náuseas, no la angustian y no ha experimentado ningún efecto adverso en dos años. Los autores concluyen afirmando que “el cannabis podría ser una opción para tratar las náuseas intratable después de un accidente cerebrovascular, pero sólo después de que los demás tratamientos hayan fracasado”.


Adhiyaman V, Arshad S. Cannabis for intractable nausea after bilateral cerebellar stroke. J Am Geriatr Soc. 2014 Jun;62(6):1199.  Fuente 



Arriba