Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
21/05/2015

El humo pasivo de marihuana puede hacerte dar positivo en tets o pruebas




Las personas que están expuestas al humo de marihuana de otra persona pueden sentir un poco el “subidón”, según un nuevo estudio. También pueden sentirse incapaces de pensar con claridad, e incluso pueden tener niveles detectables de cannabis en la orina o en la sangre. Esto puede suceder si están expuestos al humo de la marihuana en una habitación y sin ventilación.


“Si respiras pasivamente suficientemente humo de cannabis sentirás el “subidón” y un ligero toque que podría dar positivo en una prueba de drogas “, dijo Evan S. Herrmann, autor principal del estudio y becario postdoctoral en psiquiatría y ciencias del comportamiento por la Universidad Johns Hopkins School de Medicina. “Aunque esto sólo ocurre en una situación muy extrema”.


El cannabis es la sustancia ilicita más utilizada en el mundo y a menudo se fuma en espacios pequeños y cerrados con poca ventilación, según el estudio.


Los estudios realizados en la década de 1980 mostraron que “la exposición social” al humo del cannabis podría desencadenar que las pruebas de drogas diesen positivo por el principal ingrediente psicoactivo del cannabis ‘, el tetrahidrocannabinol (THC) .Aunque esos estudios tenían varias limitaciones. Se utilizó marihuana que tenía potencia más baja que las actuales disponibles en la actualidad y no pudieron dar cuenta de los niveles de ventilación en las habitaciones. Tampoco se examinaron cómo las personas se sentían o comportaban después de tales exposiciones.


“Este nuevo estudio investiga una pregunta que la gente siempre se ha estado preguntando”, dijo Ziva Cooper, profesora asistente de neurobiología clínica en la Universidad de Columbia, y quien no participó en esta investigación.“¿La gente realmente puede drogarse por exposición secundaria al humo? Y si es así, ¿Cambia tus capacidades o puedes dar positivo en una prueba de drogas? “

En el primer estudio de este tipo, el equipo de Herrmann reclutó a cerca de 20 personas sanas entre las edades de 18 y 45, entre ellos algunos de los que fumaban marihuana y algunos que no la consumían. Los investigadores estudiaron los biomarcadores en la sangre, saliva, orina y muestras de cabello de los participantes, y luego pidió a seis de los fumadores a otros seis de los no fumadores que se relajasen en una cámara de humo de plexiglás y aluminio del tamaño de un dormitorio. Los participantes se sometieron a dos sesiones separadas, cada una de una hora de duración.


Los investigadores dieron a cada uno de los seis fumadores 10 cigarrillos de marihuana, cada uno con 1 gramo de marihuana de alta potencia, y les instruyó a fumar en su tiempo libre en la hora, mientras que los seis no fumadores sentaron a su lado en la cámara.


Durante la sesión de pruebas, el sistema de ventilación de la habitación estaba encendido, permitiendo que el aire entrase y saliese a cierta velocidad de la cámara estándar. En la otra sesión, los investigadores restringieron el flujo de aire en la cámara. Después de 60 minutos, cada participante completó una serie de encuestas y tareas biológicas, cognitivas y subjetivas a intervalos regulares durante un máximo de 34 horas después de la exposición.


“Nuestros resultados resultaron ser bastante coherentes con lo que esperábamos”, dijo Herrmann. Los nuevos hallazgos confirmaron que “es muy difícil conseguir un positivo en ptets de drogas por humo pasivo a menos que estés en un escenario extremo”, dijo.


Bajo la condición de sin ventilación, los fumadores mostraron deterioros leves en las pruebas cognitivas, reportando sentirse colocados, y teniendo niveles detectables de THC en la sangre y en la orina hasta 22 horas después de la exposición. Los que estuvieron en la condición ventilada tenían niveles mucho más bajos de THC en la sangre, no se sentían alterados o colocados, y no dieron positivo por THC en la orina.


Aunque la habitación sin ventilación no es representativa de la mayoría de situaciones en la vida real, dijeron los investigadores. “Nos inspira el peor de los casos”, dijo Herrmann. “Estar en una habitación cerrada durante una hora con 15 gramos de cannabis fumándose.”


Lo ideal sería que el estudio hubiese tenido un grupo de placebo, en el que se expusieran los no fumadores a fumar THC. Esto habría ayudado a los investigadores a determinar si la sensación de estar colocados se debía a la marihuana o simplemente un efecto placebo, de la exposición al humo.


Aún así, “este estudio es realmente importante, ya que añade a nuestro conocimiento limitado los efectos directos de fumar cannabis y los peligros potenciales de humo de otro fumador”, dijo Cooper.



FUENTE Lives Sciencie




Arriba