Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
02/03/2015

El Parlamento de Jamaica legaliza el consumo de marihuana en la isla

ganja-tours-Jamaica-780x438



Tras décadas de debate, el consumo de pequeñas cantidades de marihuana con fines medicinales y religiosos es desde el viernes legal en Jamaica, un país donde esta planta es venerada por rastafaris, cantada por músicos de reggae y promocionada casi como un producto nacional.


Así lo estableció la Cámara de Representantes de Jamaica, al aprobar una enmienda a la Ley de Drogas Peligrosas de 1948 que despenaliza el consumo de marihuana. A comienzos de mes la iniciativa ya había recibió el visto bueno del Senado.


Los cambios legislativos estipulan que ya no será delito consumir marihuana en pequeñas cantidades ni portar un máximo de dos onzas (56 gramos) de “ganja”, término acuñado por los rastafaris para referirse a la marihuana, aunque la persona será multada con una falta administrativa.


Además, su consumo será totalmente legal para quienes cuenten con una licencia, que se concederá a los jamaiquinos que demuestren intereses religiosos (reclamados por los rastafaris) o medicinales. Para ello se creará la Autoridad de Permisos de Cannabis.


Según el ministro de Seguridad Nacional de Jamaica, Peter Bunting, este cambio “es significativo porque corrige décadas de criminalizar a decenas de miles de jamaiquinos, la mayoría hombres jóvenes negros pobres, por poseer un poco de ‘porro’”.


El Gobierno de Jamaica reconoció en 2003 al culto rastafari como religión, tras una sesión del Tribunal Constitucional en la que se advirtió que ello no suponía la legalización de la “ganja”, cuyo consumo defiende ese credo.





Arriba