Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
29/09/2014

Empresa de cultivo de cannabis prepara salida a Bolsa

El auge de la marihuana recreativa legal ha impulsado una industria de empresarios, financieros y vendedores ambulantes que ven una mina de oro en el cultivo de los verdes brotes.


Pero para Adam Denmark Cohen, el negocio no sólo está listo para despegar sino que con el tiempo podría desembocar en una empresa que cotizara en Bolsa, a través de una oferta pública inicial tradicional en lugar de registrarla simplemente en las papeletas rosas poco movidas.


Para que eso sea posible, su incipiente empresa de mariguana planea anunciar que ha reorganizado su estrategia corporativa de una manera un poco más elaborada.


Estrategia integral Mjardin Management, la compañía operadora principal, se dedicará a ayudar a los cultivadores autorizados a establecer y manejar su negocio, desde la preparación de los viveros hasta el cultivo de las plantas.


Pero la propiedad intelectual ahora residirá en MJAR Holding, empresa matriz que no tendrá contacto con el cultivo en sí de las plantas de marihuana.


Cohen, ex ejecutivo de títulos privados, comparó a Mjardin con los operadores de hoteles que se encargan del manejo cotidiano de los centros de recreo, mientras que MJAR simplemente posee la marca y otros bienes.


¿A cotizar en Bolsa?


Lo que diferencia a Mjardin de otras empresas incipientes de mariguana, sostuvo, es su interés en cultivar una cannabis de alta calidad con la supervisión de horticultores y botánicos.


También ofrece una serie más amplia de productos y servicios, hasta la entrega al menudeo, algo que Mjardin no toca.


Pero crear MJAR como una entidad separada que no cultive realmente las plantas le dará a la compañía más flexibilidad más adelante, particularmente si decide lanzar una oferta pública inicial plenamente suscrita.







Agregó que la compañía podría considerar otras opciones aparte de cotizar en los mercados bursátiles.

De llegar a darse una Oferta Pública Inicial (OPI), Cohen dijo que pensaba que los inversionistas harían fila para participar en un negocio altamente rentable y popular que, además, suma cada día más adeptos a levantar la prohibición que ha pesado sobre el producto.


Los ingresos de Mjardin parecen dispuestos a crecer 100 por ciento año con año en los próximos tres, mientras que el número de establecimientos bajo su administración crecería en cinco tantos, hasta llegar a cien en el mismo periodo. Fuente



Arriba