Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
26/11/2014

En Estado de Maine busca legalizar también la marihuana





Defensores del consumo de marihuana quieren llevar finalmente su iniciativa de legalización más allá de la jurisdicción de estados del oeste del país, hacia el noreste, y dicen que el primer estado que podría hacerlo en esta región es Maine.


Maine tiene una larga historia con el cannabis: los votantes del estado aprobaron la legalización de la marihuana medicinal hace 15 años, convirtiéndose en la primera entidad en hacerlo en la región de Nueva Inglaterra. Ahora, defensores nacionales de la yerba dicen que el estado representa una oportunidad de que las fuerzas que promueven su legalización ingresen a los estados del noreste que han anhelado desde hace mucho tiempo.


Partidarios de la legalización de la marihuana dicen que parte de su enfoque en Maine es diagramático: la facilidad de contar con un proceso de iniciativa de votación pública encabezada por los ciudadanos de Maine hace que sea un objetico más viable que en los estados donde las leyes sólo pueden ser cambiadas a través de complicadas batallas legislativas. Intercesores a favor de la legalización citaron además un par de victorias recientes en iniciativas de legalización municipal: Portland, la ciudad más grande del estado, en 2013, y South Portland, la cuarta ciudad más grande, este mes.


Maine además descriminalizó la posesión de cantidades pequeñas de marihuana hace casi cuatro décadas, y el estado ya cuenta con una red considerable de ocho dispensarios y más de 1.500 cultivadores legales. El clima favorable para la legalización tiene a varios grupos nacionales y locales preparándose para una potencial iniciativa de votación en todo el estado en 2016.


“Es bastante posible que Maine pudiera ser el primer estado en el noreste que legalice la marihuana y que otros estados le sigan”, dijo Bill Piper, director de asuntos nacio


Los reformistas a favor de la legalización de la marihuana en todo el país obtuvieron una serie de victorias en las recientes elecciones, cuando Oregon, Alaska y Washington, D.C. la aprobaron. Partidarios en Maine ya están redactando la iniciativa para ser integrada en la boleta electoral de 2016, según David Boyer, un residente de Falmouth y director político del Marijuana Policy Project, con sede en Washington.


Los promotores necesitan recolectar unas 61.000 firmas para colocar el asunto en la boleta, según la Constitución estatal. Boyer señaló que la iniciativa probablemente iniciará en los próximos seis meses.




Arriba