Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
28/07/2014

En Florencia el ejercito italiano cultivará marihuana con destino medico

“En la planta farmacéutica de Química en Florencia ya han preparado un plan para la producción de cannabis. Se preparó un cobertizo para el cultivo bajo techo y se está a la espera de la luz verde del Ministerio de Salud.” Para confirmar los rumores de los últimos días  Paolo Bernini, miembro del Movimiento 5 Estrellas junto a otros tres parlamentariaros hicieron una visita a la fábrica en Florencia. Los parlamentario junto a los líderes del centro militar confirmaron que ya habían enviado toda la documentación necesaria al Ministerio de Defensa (la planta depende de esta institución) y espera sólo la luz verde del Ministro Lorenzin para comenzar la producción de cannabis con fines médicos para enfermos que todavía se ven obligados a importar cannabis de Holanda con grandes obstáculos burocráticos y económicos.
La producción de cannabis no sólo es una buena noticia para los pacientes que la necesitan allí, sino para todos los del país. La planta quimica farmacéutica militar esta, de hecho, en el centro de Florencia y durante más de un siglo ha producido las llamadas drogas “huérfanas”, las terapias para las enfermedades que son demasiado raras para ser consideradas comercialmente atractivas para las compañías farmacéuticas multinacionales. Y si hasta hace unos años en la institución militar que producían 240 medicamentos ahora la producción sólo fabrica 20 medicamentos debido a los recortes impuestos por el gobierno, el centro está en peligro de cierre. “La producción de cannabis podría revivir un establecimiento fundamental para la salud de los ciudadanos, que económicamente es autosuficiente”, dice Bernini. Por esta razón, los responsables de la planta ya han preparado una gran nave de más de 10 mil metros cuadrados para producir, aunque no sólo variedades de la planta de cannabis, que serían proporcionadas por la CRA, Centro para la Investigación en Rovigo.



Arriba