Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
28/09/2015

En Inglaterra una mujer cultiva marihuana para ayudar a su marido con cáncer

marihuana-abuela-775x438


Una mujer que cultivo cannabis por valor de 34.000 £ para extraer aceite para combatir la enfermedad de su marido moribundo ha sido condenada a trabajos para la comunidad durante 18 meses después que un juez aceptase que no había cultivado para comercializar.


Jeanette Hurst, de 58 años, produjo el aceite para ser utilizado por su marido como tratamiento contra el sufrimiento de un cáncer, dijo el Tribunal de la Corona.


La audiencia dijo que la señora Hurst, un ex funcionaria de prisiones dió el aceite con dulces de fruta masticables para enmascarar el sabor. Hurst dijo que cultivó el cannabis después de escuchar que ayudaría a la condición de su marido.


Se declaró culpable de producir cannabis y de dos cargos de posesión de marihuana con intención de suministrar.


Su condena de 18 meses será en la comunidad y bajo supervisión y con el un requisito de actividad especifica, el juez Jonathan Gibson dijo: “Me parece que la gran mayoría de los casos con los que tengo que lidiar son por involucraciones de cannabis o posesion con intención comercial con fines de lucro o similar y este no es ese tipo de caso “.


Sin embargo, Gibson le advirtió que si ella fuera a hacerlo de nuevo probablemente se enfrentaría a una pena privativa de libertad considerable.


La policía fue a la casa de Hurst en Waterfoot en junio del año pasado, después del inicio de un partido y se encontraron con un “fuerte olor a marihuana”. El tribunal escuchó a los agentes que encontraron 1,7 kg de material vegetal de cannabis que valía £ 25.000 y 16 plantas que fueron incautadas y que podrían producir hasta 9.100 £ de cannabis.


Al ser preguntada, Hurst dijo a la policía que ella era la única responsable y su esposo “no sabía de sus acciones aunque viven en la misma propiedad”.


El Fiscal Louise Cowen dijo que Hurst estaba molesta y dijo que su marido se estaba “muriendo de cáncer y que estaba tratando de hacer aceite de cannabis, ya que tenía la creencia de que estaba probado que le ayudaría”.


Anthony O’Donnell, defendiendo, dijo que Hurst hizo “plena y admisiones francas”.Le dijo a la corte que había secado y molido el cannabis para asegurar se de retirar el contenido psicoactivo del THC para que su marido no se “colocase o drogase”.



FUENTE The Guardian Redacción




Arriba