Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
12/08/2014

En un asentamiento del paleolítico en Pakistán y con 120.000 años de antigüedad se han descubierto evidencias de que se consumía cannabis

Durante una excavación arqueológica en una excavación paleolítica en la zona montañosa del Hindu Kush, Pakistán, los arqueólogos han descubierto lo que sería la evidencia más antigua de uso intencional en el marco de sustancias psicotrópicas por el hombre. Durante la búsqueda, en el sitio del paleolítico, los científicos han descubierto semillas, resina y cenizas asociados con la planta cannabis sativa subespecie.


Restos quemados de cannabis en la cueva. Los análisis químicos realizados en un pequeño jarrón de cerámica encontrado en la tumba de lo que sería un jefe local o un chamán, revelaron que contenía resina de cannabis, es decir, hachís. Según el profesor Muzaffar Kambarzahi del Instituto Nacional de Investigación Histórica y Cultural (NIHCR) Quaid-i-Azam, y jefe del equipo de científicos que trabajaron en la posición de excavación “en el contexto en el que se encontró el cannabis, te llevan a creer que fue utilizado con fines rituales. Parece que los ocupantes del lugar arrojaron grandes cantidades de hojas, brotes y resina en la chimenea situada en la parte inferior de la cueva, con el fin de llenar toda la gruta con el humo para ser respirado y disfrutar de sus propiedades psicotrópicas “.







La evidencia más antigua del consumo de drogas intencionado. El sitio en cuestión, que se encontró en diciembre del 2013 en la provincia paquistaní de Khyber Pakhtunkhwa es uno de los más antiguos que se han encontrado en el sur de Asia, según los estudiosos y las diversas cuevas que conforman el asentamiento habrían estado habitadas desde hace más de 2500 años, durante el período Neolítico. Hasta este descubrimiento, se creía que la evidencia más antigua de uso deliberado de cannabis fue el descubrimiento de semillas carbonizadas encontradas en un brasero ritual en Rumanía y que databan del tercer milenio antes de Cristo. Mientras que en el 2003 se encontró una canasta de piel que contenía fragmentos de hojas y semillas de cannabis junto al cadáver momificado de un chamán de 2500 a 2800 antes de Cristo en el noroeste de China. La evidencia del consumo de cannabis también se han encontrado en momias egipcias de fecha alrededor de 950 aC.
 Fuente



Arriba