Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
19/01/2015

Entrada de inversor da alas al esperado boom de la marihuana en EEUU

GD1_4408-e1413819886525-1940x1478-780x438



Hasta hace poco, el inversor tecnológico Peter Thiel hacía bromas sobre los gerentes de Twitter supuestamente “fumados”, pero ahora ha decidido entrar él mismo en el negocio del cannabis en Estados Unidos, un hecho que marca un hito en la industria.


Una de las empresas a las que irá destinado el dinero quiere crear la primera gran marca global de marihuana, y nada menos que con el nombre del legendario músico de reggae Bob Marley. Aunque la industria ya se ha convertido en un buen negocio gracias a la legalización creciente, el apoyo de famosos inversores es de gran ayuda.


El año pasado, Thiel hizo un comentario negativo sobre Twitter a la CNBC. “Es una empresa muy mal gestionada”, dijo sobre la firma de Dick Costol. “Y parece que ahí se fuma mucha hierba”. Aunque, a continuación, este inversor que hizo una fortuna con Facebook y Paypal añadió: “Se puede fumar mucha hierba y tener una compañía estupenda”.


El motivo del comentario de Thiel, nacido en Alemania y criado en California, es un misterio. Podría ser que aludiera a la presencia en Twitter en 2011 del rapero Snoop Dogg, que según sus propias declaraciones fuma 81 porros al día. Pero ahora queda claro que ya entonces tuvo que tener planes para invertir en la industria del cannabis.


Los rumores se han confirmado ahora y se sabe que Thiel puso varios millones a través de su fondo Founders Fund en la empresa especializada en marihuana Privateer Holdings. La firma de Seattle controla tres “startups” o empresas emergentes que funcionan en base a la legalización parcial de cannabis que existe en Estados Unidos. Una de ellas es especialmente interesante: hace poco se hizo con la marca “Marley Natural”, en alusión al legendario músico Bob Marley.


El objetivo de la empresa es crear la primera gran marca mundial de cannabis, transformando al artista de culto muerto hace 33 años en una especie de “vaquero de Marlboro de la marihuana”. La marca será lanzada este año con varios productos allí donde es legal.


Puede que los críticos encuentren cínico el hecho de que los herederos del músico y los inversores exploten así el nombre de Marley, pero a nivel publicitario es un golpe estupendo.


Aunque la marihuana sigue siendo ilegal para el gobierno federal, 23 de los 50 estados norteamericanos han autorizado la venta de la droga, en su mayoría con fines medicinales. El comercio legal florece y se estima que el sector facturó el año pasado bastante más de 2.000 millones de dólares, una cifra que podría ser sólo el comienzo, porque el mercado sigue aún muy regulado. Las estrictas leyes contra el lavado de dinero mantienen alejados a los bancos y a los inversores de Wall Street.


Pero es algo que cambiará pronto, esperan los empresarios del sector. “Llegará el día en que las leyes sean más flexibles y fluya el gran dinero”, afirma Pete Williams, del comercio legal “Medicine Man”, de Colorado. La entrada de Thiel es agua para los molinos de todos los que creen que el boom está por llegar.


Su fondo está presente en muchas de las empresas que se considera podrían ser el próximo gran negocio del futuro, como Airbnb, Spotify, Lyft, SpaceX y Oculus Rift. Ahora también en “Marley Natural”.





Arriba