Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
18/11/2015

Estudio descubre que el consumo de cannabis puede ayuda a prevenir el síndrome metabólico




Un nuevo estudio publicado en la edición de noviembre de la revista American Journal of Medicine,  y publicado online por el Instituto Nacional de Salud de EEUU (NIH), encontró que las personas que actualmente consumen cannabis son mucho menos propensos a sufrir de síndrome metabólico que aquellos que nunca lo han úsalo. Aquellos que nunca han consumido cannabis también son más propensos a tener síndrome metabólico que los que consumieron cannabis anteriormente.


De acuerdo con el NIH, el síndrome metabólico es “el nombre del grupo de factores de riesgo que aumenta el riesgo de enfermedades del corazón y otros problemas de salud, como la diabetes y el derrame cerebral. Los factores de riesgo incluyen una gran cintura, un nivel alto de triglicéridos, bajos niveles de colesterol HDL, presión arterial alta y azúcar alta en la sangre.


Para el estudio, los investigadores utilizaron datos del National Health and Nutrition Examination Surveys de 8.500 individuos de entre 20 a 59 años que participaron entre los años 2005-2010. A los efectos del estudio, los participantes fueron clasificados como síndrome metabólico si tenían al menos tres síntomas que incluyen niveles altos de triglicéridos y la presión arterial elevada.


Con base en este criterio, el 19,5% de los participantes que nunca habían consumido cannabis fueron etiquetados por tener síndrome metabólico. Esto se compara con el 17,5% de los consumidores anteriores de cannabis y justo el 13,8% de los consumidores actuales.


“Entre los adultos emergentes, los consumidores de marihuana actuales eran 54 por ciento menos propensos que los no usuarios que se presentaban con el síndrome metabólico”, afirman los investigadores. “Estos resultados tienen implicaciones importantes para EEUU porque el consumo de marihuana se vuelve más aceptado y se enfrentan simultáneamente a múltiples epidemias de obesidad, enfermedades cardiovasculares y la diabetes”.


El estudio, realizado por investigadores de la  University of Miami Leonard M. Miller School of Medicine , se puede encontrar haciendo click aquí.






Arriba