Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
03/09/2015

Estudio muestra que el cannabis puede aliviar el síndrome de vejiga hiperactiva

maxresdefault-4-780x438


Han surgido investigaciones prometedoras acerca de los beneficios del cannabis a aquellos que son diagnosticados con síndrome de vejiga hiperactiva, una condición que hace que se tengan impulsos repentinos y fuertes de orinar. La disfunción de la vejiga no sólo es extremadamente inconveniente para los que tratan con ella diariamente, sino que también puede causar una gran cantidad de vergüenza social a causa de accidentes no programados y por la búsqueda constante de un cuarto de baño.


En un estudio reciente publicado en Natural Product Communications , científicos administraron compuestos de cannabis a ratones documentando el efecto que tuvo el cannabis en el control de la vejiga. El cannabinoide no psicoactivo,  cannabigerol  (CBG) se encontró que era particularmente eficaz para reducir la cantidad de contracciones en el órgano.


Estudios previos, aunque pocos, han mostrado resultados similares. En el 2013, el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos publicó una investigación que mostraba que el THC reducía la incontinencia urinaria hasta un 25 por ciento.


Otro estudio determinó que la marihuana podría incluso reducir las tasas de cáncer de vejiga en los hombres. Después de encuestar a más de 84.000 hombres mayores de 11 años, el estudio afirmó que la enfermedad afectó a:


                 “89 fumadores de marihuana (0,3%) en comparación con 190 hombres (0,4%) que no informaron de uso de marihuana.”


Mientras que algunos citan problemas de confusión, los autores del estudio siguen:


                “Después de ajustar por edad, raza o etnia, y el índice de masa corporal, el uso de la marihuana solamente se asoció en un 45 por ciento menos de riesgo de cáncer de vejiga, mientras que el uso del tabaco se asoció con un mayor riesgo de un 52 por ciento.”


Esta es toda una noticia alentadora para los que tratan con una vejiga hiperactiva diariamente. La Asociación Americana de Urología informa que hasta el 27 por ciento de los hombres y el 43 por ciento de las mujeres experimentan problemas con esta condición. Mientras muchos casos tienden a desaparecer dentro de un año o así, muchos experimentan síntomas durante periodos de tiempo más largos. En los Estados Unidos, el costo del tratamiento de esta enfermedad supera los $ 12 mil millones por año. Esta enorme cantidad proviene de tratamientos costosos, como los procedimientos quirúrgicos y de medicamentos recetados.


El cannabis esta clasificado actualmente por el gobierno de los Estados Unidos por no tener valor medicinal, aunque las actitudes están cambiando y cada vez más personas se están dando cuenta de la inexactitud de dicha clasificación a medida que más y más investigaciones se sitúan en el centro de atención de los medios. Casi la mitad de los estados de todo el país ya han adoptado leyes que legalizan el cannabis para uso médico, y cuatro estados más Washington DC ya han legalizado su uso recreativo.


A pesar de que una aceptación más generalizada emerge para el uso de cannabis para tratar condiciones, como la ELA, la artritisla enfermedad de Parkinson  y el cáncer  con el cannabis, la evidencia científica habla de los efectos positivos para la disfunción de la vejiga. Más estudios de investigación se deben hacer para saber más sobre el verdadero potencial de la terapia con cannabinoides para el tratamiento de enfermedades de la vejiga.



FUENTE Whaxy Redacción




Arriba