Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
19/01/2016

Harvard: la marihuana no causa esquizofrenia

marihuana-noche-640x438


Buenas noticias para las personas que han preocupado de que fumar demasiada marihuana (cannabis) – sobre todo en la adolescencia – podría dar lugar a algunos problemas dramáticos en el futuro, incluso la esquizofrenia.


Una nueva investigación de la Escuela de Medicina de Harvard, en una comparación entre las familias con historiales de esquizofrenia y las que no, encuentra poco apoyo para sostener el uso de la marihuana como una causa de la esquizofrenia.


“Los resultados del presente estudio sugieren que tener un mayor riesgo mórbido familiar para la esquizofrenia puede ser la base fundamental para su aparición en los consumidores de cannabis y no el consumo de cannabis por sí mismo”, anotan los investigadores.


El nuevo estudio es el primer estudio de la familia que, según los investigadores, “examina a consumidores y no consumidores de cannabis, no-psicóticos, como dos muestras adicionales e independientes, lo que permite saber si el riesgo de esquizofrenia crece para los miembros de la familia de usuarios de cannabis que desarrollan esquizofrenia, comparado con consumidores de cannabis que no la desarrollan. Y también si ese riesgo de padecerla es similar o diferente para los miembros de la familia de pacientes con esquizofrenia que nunca usaron cannabis”.


Los investigadores reclutaron a 282 sujetos de las áreas metropolitanas de Nueva York y Boston que fueron divididos en cuatro grupos:


1º – Personas sin historial psicótico ni de consumo de drogas.


– Personas sin historial psicótico y con alto consumo de marihuana (solo) en la adolescencia.


– Personas que hace menos de 10 años que están enfermas y que nunca han consumido drogas.


– Personas con riesgo de padecerla, pero en las que todavía no se ha manifestado, y con un alto consumo de marihuana en la adolescencia.


Se obtuvo información acerca de todos los familiares de primera, segunda y tercer grado, así como información acerca de cualquier otro familiar que tenía una enfermedad psiquiátrica conocida. El estudio reunió información sobre el consumo de cannabis, y los antecedentes familiares con respecto a la esquizofrenia, el trastorno bipolar, la depresión y el abuso de drogas.


Los investigadores concluyeron que los resultados del estudio actual “, tanto cuando se analizaron utilizando cálculos de riesgo y frecuencias mórbidas familiares, sugieren que tener un mayor riesgo familiar para la esquizofrenia es la base subyacente para la esquizofrenia en estas muestras – no el uso de cannabis.


“Mientras que el cannabis puede tener un efecto en la edad de inicio de la esquizofrenia es poco probable que sea la causa de la enfermedad”, dijeron los investigadores, dirigidos por Ashley C. Proal de la Escuela de Medicina de Harvard.


En general, encontramos un aumento en la tendencia a depresiones y trastornos bipolares en los consumidores de cannabis. Esto podría sugerir que los usuarios de cannabis son más propensos a los trastornos afectivos que los no usuarios. Se necesitan investigaciones futuras para entender esta relación.


El abuso de drogas también parece tener un componente genético importante.

    “El consumo de drogas está más presente en los familiares de los pacientes que habían abusado de la marihuana en la adolescencia, en comparación con aquellas donde el paciente no había abusado del cannabis. Esto está en consonancia con investigaciones anteriores que confirman una predisposición genética para el consumo de drogas”.



FUENTE Medical Marijuana




Arriba