Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
29/04/2014

Hay mecas de la marihuana en todo el mundo

Hay mecas de la marihuana en todo el mundo, donde los fumadores ávidos han peregrinado en algún momento de sus vidas. Mientras fumes tranquilo y no hagas un escándalo, muchos países no se preocupan por los hábitos ‘stone’ de sus habitantes. Algunos de ellos lo ven como un atractivo turístico que alimenta las arcas del Estado.


Esta es una lista de los diez paraísos más buscados en todo el mundo por los amantes de la marimba, en donde la ‘hierba’ es libre para ser disfrutada sin que te miren feo y venga Serenazgo a botarte del malecón. Preparen maletas y vayan volando.


10. Kingston, Jamaica


Aunque muchos creerían que la tierra de Bob Marley estaría liderando la lista no es así. En Jamaica la marihuana es ilegal, pero está considerada dentro de este top 10 porque la puedes encontrar en todos lados. Hasta la viejita que vende caramelos te consigue macoña de las más diversas calidades, pero claro siempre atentos a que la policía te descubra, lo que le da un toque de ‘turismo marihuanero de aventura’.


9. Portland, Oregon


Oreganón, mejor dicho, Oregon, fue uno de los primeros estados en los EE.UU. en legalizar la marihuana para su uso recreativo, causando gran revuelo y se hizo el estado más popular y ‘happy’ de los ‘yunaites’. Portland tiene una cultura de cannabis bohemio, y es un lugar encantador. La ciudad está a la vanguardia de los movimientos de marihuana del país y el activismo social. Es una ciudad verde y respetuosa del medio ambiente y cuenta con la primera cafetería de cannabis.


8. Seattle, Washington


Seattle fue uno de los primeros lugares donde la marihuana era legal para su uso medicinal. Su legislación estatal elimina las sanciones penales, siempre y cuando el consumidor tenga documentación de un médico. Así que llegando hazte ‘pataza’ de un médico. Seattle es también una de las ciudades más verdes del país por su gran vida vegetal. Además la hermosa ciudad también es hogar del Seattle Hempfest, una especie de Coachella para stoners, que reúne a más de 100 000 personas en dos días.


7. Nimbin, Australia


El pintoresco pueblo montañoso de Nimbin, situado en las colinas del norte de Nueva Gales del Sur, ha sido descrito como un santuario hippie. En Nimbin la marihuana es parte de la contra-cultura que gobierna el pueblo de menos de 400 habitantes, pero que se multiplican en miles de miles para el festival anual MardiGrass donde llegan amantes del porro desde los cuatro rincones del mundo. En este festival hay competencias “Lanza Bong”, una especie de beer pong stonazo, y de “Rolling Racing”.


6. Christiana, Dinamarca


La marihuana es ilegal en Dinamarca, pero Christiana se ha declarado una región autónoma, y, como tal, se ha convertido en un destino popular para los amantes de la ‘ensalada caliente’. El pueblo es considerado como hippie o una ‘comuna contracultura’. Es otra joya escondida: Una pequeña ciudad, peculiar que tiene su propia Zona Verde, que no es más que un mercado de granjeros que cultivan marihuana. Los lugareños llaman a lugar Freetown Christiana.


5. Oakland, California


En el extremo norte del centro de Oakland, se encuentra el distrito cultural conocido como Oaksterdam. California permite la marihuana medicinal y Oaksterdam aprovecha al máximo ese privilegio. En el distrito hay cafeterías, tiendas de equipos de cultivo, e incluso su propia universidad stone llamada Universidad Oaksterdam. La policía, en parte, ayuda en el crecimiento de la fama marimbera de este distrito ya que se preocupan más en atrapar a los peces gordos que a los microcomercializadores. Todo eso hace de Oakland, y Oaksterdam en particular, un gran refugio para los fanáticos de malezas.


4. Vancouver, Canadá


Es ilegal llevar cannabis sin una licencia médica en Vancouver, y en Canadá en general, pero la policía suele hacerse de la vista gorda si te atrapan con pocos gramos. Vancouver cuenta con una de las variedades de hierba de más alta calidad en América del Norte, llamada BC Bud por los lugareños y turistas. Una encuesta de 2012 encontró que el 61% de los ciudadanos de la provincia apoya la legalización de la marihuana. Además, hay numerosas cafeterías donde se permite fumar el amistoso cannabis.


3. Praga, República Checa


La República Checa cuenta con el mayor número de leyes liberales de drogas en Europa, y casi todos los fármacos se han despenalizado, incluyendo la cocaína y elLSD. Uno puede tener hasta cinco plantas creciendo en su casa y hasta 15 gramos en su poder. Lo que hace de Praga uno de los tops de nuestra lista es la belleza de la ciudad y el ambiente relajado. Aquí la ‘noica’ no existe.


2. Barcelona, España


España fue uno de los primeros países de la Europa moderna en despenalizar la marihuana. Sus leyes permiten a los ciudadanos el consumo y el cultivo para sí mismo, a pesar de que no permiten el uso público, la compra o la venta. Uno puede poseer hasta 40 gramos legalmente. Además, las leyes de privacidad de España son potentes (un delito debe tener una víctima) por lo que si no hay denuncia, no hay problema. También existen festivales de cannabis como Spannabis y High Life Expo. Además de la despenalización y de las leyes impresionantes, Barcelona es un lugar precioso, con playas y arquitectura de paisajes, y gente guapa.


1. Amsterdam, Holanda


Obvio ¿no? La ciudad santa para los peregrinos del porro. Se calcula que uno de cada tres turistas ordena algo verde de los menús de los más de 200 cafés de cannabis. Aunque el cannabis es ilegal en Holanda, por más de 20 años los ciudadanos holandeses han sido autorizados a comprar y consumir marihuana y hachís a causa de una diferenciación en sus leyes entre las “drogas blandas” como la marihuana, y las “drogas duras” como la cocaína y la heroína. Teniendo en cuenta todo lo que este lugar tiene para ofrecer: Los increíbles paisajes, la arquitectura, maravillosos museos, canales y vías fluviales, Amsterdam es el lugar perfecto para tomar unas largas y “duras” vacaciones.


Joint Extra, disculpen, Point Extra…


Montevideo, Uruguay


Desde diciembre del 2013, Uruguay legalizó el cultivo y distribución de la marihuana, una propuesta nacida desde el corazoncito verde del mismo presidente Mujica, para atacar así al narcotráfico. Una nueva ley permitirá próximamente poder comprar hasta 10 gramos a la semana en las farmacias y el Estado licitará un máximo de seis licencias para producir cannabis al por mayor, para satisfacer la demanda interna y el creciente turismo de jóvenes amantes de la naturaleza que se ha incrementado los últimos meses. Por eso el presidente Mujica es tan querido que hasta el mismo Kusturica le está haciendo una película y los ‘kemolis’ de los países vecinos le gritan: ¡Rótala Mujica!, por la ley, claro está.


Fuente RosarioNet



Arriba