Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
29/06/2015

Iglesias cristianas de Nueva Inglaterra piden el fin de la guerra contra las drogas




La semana pasada, la unión de iglesias metodistas, en representación de unas 600 iglesias de nueva Inglaterra, voto a favor de la resolución 15-203, la cual usa los principios cristianos para llamar al fin de la guerra contra las drogas.


La resolución comienza:


«Por el amor de Cristo, que vino a salvar a los que están perdidos y vulnerables, instamos a la creación de un nuevo y genuino sistema para el cuidado y rehabilitación de las víctimas, los delincuentes, los funcionarios de la justicia penal, y la comunidad en su conjunto. La justicia restaurativa surge de la autoridad bíblica, que hace hincapié en una relación correcta con Dios, consigo mismo y la comunidad. Cuando este tipo de relaciones son violadas o rotas a través del crimen, se crean oportunidades para hacer las cosas bien.»


Se detalla como la guerra contra las drogas ha fracasado en su labor de reducir el abuso de drogas, dando como lugar a consecuencias no deseadas, como la creación de mercados subterráneos y violentos, un número incalculable de vidas perdidas por pandillas violentas relacionadas con productos no regulados, rápida propagación de enfermedades transmitidas por las agujas al no disponer de jeringas estériles y el impacto desigual que las leyes han tenido en las comunidades negras más pobres.


Jack Cole, cofundador de Aplicación de la leyes en contra de la prohibición (LEAP), ha colaborado en este asunto con la iglesia y relato alguna experiencia de familias afectadas, las cuales le mostraron su apoyo y reconocimiento.


«Cuando baje del escenario fueron muchos los miembros de la asamblea que me expresaron lo importante de la resolución para ellos.» Dijo Cole «Hubo una en particular donde me dijeron que había descrito a su familia. Su hija murió hace diez años de sobredosis, y ellos estaban seguros de que si la drogas hubieran sido legales y reguladas en ese momento, su hija no habría muerto»


El director ejecutivo de LEAP, Neill Franklin dijo: «Jesús se preocupó por los pobres y los marginados de su sociedad. En nuestra sociedad pasa justo al contrario. La historia de estos ha sido de encarcelamientos, injusticias raciales y ruptura de sus familias debido a las guerra contra las drogas» ya que en muchas ocasiones el traficar es la única salida para llevar un plato de comida a sus casas.
La declaración termina apoyando a LEAP y con el compromiso de regular las drogas para mejorar la salud pública.


«Se resuelve que: La conferencia anual de nueva Inglaterra apoya la busque de medios distintos de la prohibición para abordar el problema del abuso de sustancias; También mostrar el apoyo a la organización educativa LEAP, para reducir el número de resultados indeseables que surgen debido a la guerra contra las drogas, tales como la incidencia de la muerte, la enfermedad, el crimen y la adicción.»


La resolución completa aquí.


LEAP se ha comprometido a poner fin a décadas de políticas que ha fracasado y que solo han causado estragos en la seguridad pública, malas relaciones comunitarias con la policía, el fomento de la corrupción y el racismo, y en gran medida la consciente ignorancia sobre la crisis de salud pública creada por la adicción. La guerra contra las drogas ha costado más de $ 1 billón de dólares, no ha dado ningún resultado positivo, y en última instancia, ha desviado la atención del sistema penal de los crímenes más importantes.



FUENTE The Weed Blog



Arriba