Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
14/02/2014

Investigación en el Reino Unido descubre como otros elementos del cannabis combaten el cáncer

Los estudios han demostrado que la marihuana no sólo ayuda a combatir los síntomas del tratamiento de cáncer, sino que también combaten la propia enfermedad. El THC o tetrahidrocannabinol, a menudo se lleva el crédito de y por luchar contra las células cancerosas, pero un nuevo estudio demuestra que no solo el THC trabaja en esta acción. El estudio realizado en la Universidad St. George de Londres , dirigido por el Dr. Wai Liu, examinó seis elementos químicos no todos alucinógenos que se encuentran en la marihuana y llamados cannabinoides. El estudio encontró que cada uno de estos productos químicos mostraban propiedades anticancerígenas eficaces como el THC. Además, cuando se utilizan estos productos químicos en combinación, tienen un impacto aún mayor en las células cancerosas.


Las propiedades anti-cáncer de tetrahidrocannabinol (THC), el componente principal del cannabis y alucinógeno, se han reconocido desde hace muchos años, pero la investigación en compuestos similares derivados del cannabis, conocidos como cannabinoides, también han demostrado esta acción.


De los seis cannabinoides que se estudiaron, cada uno demostró propiedades anti-cancerígenas tan eficaces como los observados en el THC. Es importante destacar, que tenían un efecto mayor sobre las células cancerosas cuando se combinaban entre ellos.





El Dr. Liu (foto) dijo: “Este estudio es un paso crítico en el descosido de los misterios del cannabis como una fuente de medicina. Los cannabinoides examinados tienen un mínimo, si algún, efectos secundario alucinógeno y sus propiedades como agentes anti-cáncer son prometedoras. Estos agentes son capaces de interferir con el desarrollo de las células cancerosas, parar en sus pistas y prevenir que crezcan. En algunos casos, mediante el uso de patrones de dosificación específicos, se pueden destruir las propias células cancerosas”.

Quienes se oponen a la marihuana medicinal a menudo afirman que la droga no es necesaria debido a que hay drogas sintéticas como el Marinol. Sin embargo, el Marinol sólo contiene THC y ninguno de los otros cannabinoides probados para combatir el cáncer, por lo que ofrece sólo una fracción de los beneficios que la marihuana medicinal tiene para ofrecer.


Fuente MPP



Arriba