Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
16/10/2014

Investigadores catalanes buscan la UPE: unidad de porro estándar

-El Hospital Clinic de Barcelona está inmerso en un proyecto pionero para averiguar la cantidad de miligramos de tetrahidrocannabinol que contiene un porro.


-La investigación, coordinada por el psiquiatra Antoni Gual Solé, está financiada por plan nacional sobre drogas del Ministerio de Sanidad.


-El objetivo de la UPE es facilitar a los médicos una herramienta sencilla para detectar consumos de riesgo y acelerar intervenciones.


-Ahora los sanitarios usan los llamados “patrones de consumo” (porros/gramos al día), que es considerada menos científica que la futura UPE.


Un equipo de científicos del Hospital Clínic de Barcelona está inmerso en una investigación pionera que aspira a definir la Unidad de Porro Estándar (UPE) en España para ayudar a detectar tempranamente consumos de riesgo.


El objetivo de esta investigación —financiada por el Ministerio de Sanidad (PDF) con 82.890 euros— es medir el número fijo de miligramos de la principal sustancia psicoactiva del cannabis, el tetrahidrocannabinol (THC). Dicha unidad conformará “una herramienta sencilla para que los profesionales sanitarios puedan interrogar a los pacientes con el fin de mejorar la detección temprana de consumos de riesgo”, explica a 20minutos el doctor Antoni Gual, director de la investigación y experto en tratamiento de los problemas causados por las sustancias adictivas.


La investigación, que lleva un año en marcha, consta de tres partes. En la primera, ya culminada, se han localizado estudios previos relevantes y se han diseñado las muestras y las encuestas. La segunda, a punto de iniciarse, consiste en el propio trabajo de campo entre poblaciones de estudiantes universitarios, usuarios del ocio nocturno, pacientes hospitalarios y clubs de fumadores de Barcelona. Además del análisis de las muestras aportadas por los participantes, estos serán sometidos a entrevistas. La última fase contrastará los datos obtenidos para la redacción de los hallazgos, que aspiran a culminar en la obtención de la UPE


Los autores del estudio prevén que la Unidad de Porro Estándar (UPE) esté fijada en el plazo de un año, a finales de 2015. Esta misma UPE será representativa para toda España, aseguran, “y con una replicación sencilla podría llegar a instaurarse como la UPE europea”.


El coordinador del estudio, el doctor Antoni Gual, lideró en los años noventa el equipo pionero en identificar la UBE (unidad de bebida estándar). En aquella investigación, avalada por la OMS, se estableció la unidad de bebida estándar (UBE) en los 10 gramos de alcohol. Es la cantidad que tiene una cerveza o un vino. Los destilados serían dos UBE (20 gramos). “La medida ha permitido fijar el umbral de los bebedores de riesgo, que está en las 2 UBE diarias para las mujeres y las 4UBE para los hombres”, explica el propio Gual


Marihuana y hachís


El cannabis “es la droga de abuso más prevalente en nuestra sociedad después del alcohol y el tabaco y su consumo está asociado a numerosas afecciones como “disminución del rendimiento escolar y laboral, mayor conflicto conductual y otras patologías psicológicas, más las derivadas del fumar”, explica el coordinador de la investigación. Hasta ahora nadie ha fijado la medida estándar de tetrahidrocannabinol que contiene un porro, utilizándose para analizar la prevalencia solamente el patrón de consumo “la cantidad de gramos o porros fumados al día”, una información “claramente insuficiente para el personal sanitario”, a juicio de los expertos.


“Cuando alguien te dice que fuma un porro cada día no sabemos qué está consumiendo exactamente. No es lo mismo si es hierba que si es hachís, ni qué cantidades de cannabinoides contiene”, afirma Gual.


Entre la literatura científica recabada sobre unidades de medida para el cannabis, lo único que los investigadores catalanes han hallado es la unidad prefijada por el NIDA en EE UU para las pruebas de laboratorio. Sin embargo, ha quedado descartada como UPE española al “comprobar que no se ajusta a la droga que circula en la calle”, en palabras del coordinador del estudio.


“Las sustancias consumidas varían con el tiempo. El cannabis se ha vuelto más rico en tetrahidrocannabinol”, explica. El equipo que lidera confía en que la UPE que fijen, aplicando una metodología sencilla, pueda actualizarse “cuando se perciba una alteración del producto en la calle”. Es más, como con las bebidas alcohólicas, donde hay diferencia de unidades ponderadas entre cervezas o destilados, en el cannabis la UPE variará dependiendo de si la sustancia consumida es marihuana o hachís. Fuente 20Minuto



Arriba