Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
07/08/2015

Italia prepara su primera producción de marihuana medicinal




El Ejército ha sido el encargado de su cultivo en un laboratorio de alta seguridad en Florencia. Lo hará a partir de una variedad que florece sin necesidad de mucha luz o agua.


Su intención es controlar la producción, garantizar la calidad y reducir su precio, hasta el momento muy elevado al ser de importación.


El general Giocondo Santoni es uno de los encargados del departamento militar farmacéutico de Florencia:


“Esperamos que una producción de alrededor de 100 kilos esté disponible antes de finales de este año. Es el doble de la cantidad que estábamos importando de Holanda hasta el momento”


Desde 2007, los pacientes italianos que sufren cáncer, esclerosis y dolores crónicos han recurrido a la marihuana con fines terapéuticos de forma legal, que solo puede ser proporcionada a través de los farmacéuticos.


Marco Ternelli, farmacéutico, ha estado vendiendo marihuana procedente de Holanda desde 2013:

“El año pasado la demanda se disparó causando dos problemas. Por un lado, no hay suficiente marihuana para todo el mundo y, por otro, lo que los médicos no han entendido aún es que es legal recetarla, no están acostumbrados a ello, por eso no lo hacen”.


Ternelli ha conocido historias dramáticas.


Como la de Daniela Frosolini. Sufre dolores crónicos desde hace años para los cuales los doctores le recetaban analgésicos:


“He probado todas las medicinas del mundo, hasta el punto que llegaba a estar como un zombi. También sufría alucinaciones por la noche hasta que descubrí que podía recurrir al cannabis. Los dolores se redujeron de forma drástica, casi desaparecieron. El único problema es que es muy caro”.


Los pacientes como ella gastan cerca de 270 euros al mes por 25ml de aceite de cannabis.


Esta producción militar busca seguridad y calidad a un precio más económico.



FUENTE Euro News



Arriba