Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
29/09/2014

La cultura cannábica y la cocina gourmet, una deliciosa revolución de conciencia

La marihuana nunca ha salido de la cocina, pero en nuestros días está entrando a las más exclusivas de ella. Aquí algunas historias sobre cómo un pequeño paso legislativo puede significar un extraordinario aporte cultural


Con la legalización de la marihuana en Colorado y otros lugares de Estados Unidos el año pasado, la cultura cannábica asomó la cabeza desde la marginalidad rumbo a nuevas formas de expresión cultural. Como ocurre siempre, lo largamente reprimido vuelve en formas socialmente aceptables que construyen mercados ad hoc. En el caso de la cannabis, en forma de platillos gourmet.


Y es que pasar un porro de mano en mano no es la única forma de disfrutar los efectos tranquilizadores y expansores de la cannabis: su forma comestible, además de aportar efectos mucho más potentes sobre el cuerpo (los cuales hay que saber regular), ofrece nuevas formas de disfrute.


El sitio The Stoner’s Cookbook (algo así como “El libro de cocina del pacheco”) cuenta con 6 millones de usuarios activos y, desde la legalización de la cannabis, su tráfico aumentó 500%.


Matt Gray, uno de los fundadores del sitio, afirma que “en términos de comida, la cannabis será vista solamente como otra especia o hierba que puede añadirse a los platos para invocar un efecto medicinal y un sabor único”.







Recordemos que la cannabis se ha comenzado a legalizar en EE.UU. bajo la premisa de ser una sustancia “medicinal” y no sólo recreativa. De este modo, según Gray, alguien “puede hacer una ensalada medicinal para su madre, que puede estar atravesando por una quimioterapia, de modo que pueda dormir durante la noche”.

Un evento en Denver llamado The Medicated Chef ofrece una versión del popular show Iron Chef pero con un ingrediente mucho más estimulante… Muchos chefs locales y cocineros de alto nivel han preparado platos como filete en pan sin levadura con ensalada de arúgula y alioli de cannabis. Según el reportero Chris Dannen, uno no huele el ingrediente mágico, pero sin duda lo sentirá luego de un rato.


Pero ni siquiera en EE.UU. se verá pronto un restaurante que ofrezca abiertamente platillos preparados con cannabis: según Gray y otros expertos, la revolución cannábica tendrá lugar en las cocinas de chefs amateurs y grupos de amigos que se reúnan a cocinar con este ingrediente. La ilegalidad y los prejuicios de la cultura mainstream harán de esta una revolución lenta pero segura. Justamente como los efectos de una deliciosa galleta de cannabis con chocolate después de un par de horas. Fuente Pijamasurf




Arriba