Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
22/10/2014

La inquietante razón por la que el tabaco es legal y la marihuana es ilegal

Cada tanto conviene reflexionar sobre lo contradictorio que es que la marihuana siga siendo ilegal en la mayorías de los lugares del mundo y que otras drogas más fuertes como el tabaco sean legales. En este afán vale la pena escuchar este video donde el politólogo Noam Chomsky explica su teoría de por qué la marihuana es ilegal.


Chomsky conjetura que simplemente se trata de una decisión de negocios, propia del hipercapitalismo. Sin suscribir a que necesariamente se trate de una conspiración en contra del pueblo, Chomsky apunta que “el diseño de la política antinarcóticos estadounidense hace que las personas dejen de usar drogas como la marihuana y usen drogas más fuertes como la cocaína”. Esto como resultado de que la marihuana es penada tanto como la cocaína pero a diferencia de drogas sintéticas es más apestosa y ocupa más espacio, por lo que es más fácil portar y consumir cocaína.


A su vez tenemos el caso del tabaco, un producto que históricamente ha sido cultivado oligopólicamente por algunas de las compañías más poderosas del planeta y que es “vastamente más dañino que la marihuana”, es en realidad “la segunda sustancia más letal, después del azúcar”, señala Chomsky. Pese a esto, la marihuana es legal y el tabaco es ilegal.






Creo que esto se debe a que la marihuana es como la energía solar, la puedes crecer en todas partes, en cambio el tabaco es un cultivo industrial que puedes sacarle mucho provecho y requiere capital y diferentes inversiones… si tienes algo que todos pueden hacer y es legal no vas a ganar mucho dinero, entonces es mejor hacerlo ilegal [y controlar su producción], pero en cambio, si tienes algo que todos pueden hacer dinero, incluyendo las compañías, de pesticidas y fertilizantes, entonces tienes que mantenerlo ilegal para que puedan sacarle provecho.


En otras palabras, Chomsky sugiere que el tabaco se amolda mejor a un esquema de negocios controlado monolíticamente por ciertas corporaciones. La marihuana es demasiado salvaje y democrática para poderla mantener bajo el dominio de un grupo selecto de corporaciones. Esta hipótesis fue formulada por Chomsky en el 2012, antes de que se hiciera legal la marihuana en Washington y Colorado y algunas compañías empezarán a comerse el mercado (está por verse si de la misma forma que ocurre en otros rubros) y el estado generara también grandes ingresos por impuestos.


En otras ocasiones Chomsky ha señalado que la guerra contra las drogas tiene un carácter racial, ya que su despliegue resulta en la detención de una gran cantidad de ciudadanos afroamericanos y latinos, mismos que pueden pasar muchos años de sus vidas en la cárcel sólo por portar un par de porros de marihuana. Fuente





Arriba