Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
27/07/2015

La Madre María fue la primera persona conocida que cultivó cannabis en Nueva Zelanda

Suzanne_Aubert_1925-780x438


Os dejamos la impresionante historia de una mujer que dedicó su vida a ayudar a los demás y que encontró en la marihuana su gran aliada en la medicina.


                         Druglawed es el documental explosivo que expone como Nueva Zelanda y otros países 183 fueron arrastrados a la guerra contra las drogas por parte de los Estados Unidos. Este es el Documental que finalmente despeja el humo alrededor de la prohibición internacional del cannabis.

El prologo de Druglawed Documentary comienza con el relato titulado:  Pulgar verde de la Madre María 1883-1926



A100_A100-C-016663-th_8


En 1983 la Madre María José Aubert y cuatro de sus fieles llegaron a Wanganui, después de estar diez años vagando por las selvas de Auckland y Hawkes bay. En ese momento Nueva Zelanda era mayormente salvaje y estaba salpicada de esporádicos puestos de colonos y de pueblos aislados de maoríes.

La Madre María y sus cuatro fieles habían sido enviados a revivir la misión en el remoto lugar de Jerusalén (Nueva Zelanda).


Canoas maoríes transportaron a las monjas río arriba a la misión que había sido abandonada durante los disturbios de Hauhau.


Ella y sus hermanas se estaban exponiendo a un grave peligro al ir allí pero, así como hablaba inglés, español, italiano y francés con fluidez, la Madre María también hablaba perfecto maorí y rápidamente se ganó la confianza de los maoríes que le invitaron a aprender sus técnicas de curación y remedios a base de hierbas.


Combinando este conocimiento con su formación médica europea y el trabajo como enfermera en la guerra de Crimea, comenzó con la producción de medicamentos en un jardín de hierbas en su granja en la ladera.



a100-aubert-mary-joseph-atl-1


La principal de sus medicinas botánicas era el cannabis. La Madre María fue la primera persona conocida que cultivó cannabis en Nueva Zelanda.

Hacia la década de 1880 la resina de cáñamo indio era una bebida popular en Nueva Zelanda, usada por médicos, enfermeras y veterinarios.


Los medicamentos de la Madre María financiaron la creación de los primeros orfanatos, escuelas maoríes y hospitales en el país. Pronto se construyó una iglesia donde fue fundada la única orden católica originaria de Nueva Zelanda, la primera en aceptar hermanas maoríes, y en dos cabañas las hermanas cuidaron de personas con enfermedades incurables.


Los años 1880 y ’90 fueron años de gran depresión en Nueva Zelanda y su comunidad empezó a recoger a los niños abandonados.


Ella se negó firmemente a restringir exclusivamente sus actividades a los católicos, diciendo a los benefactores que querían colocar tal condición en las donaciones:


                  “Mi trabajo es la salvación de las almas, no la satisfacción de los católicos”

Durante el periodo que ella estuvo produciendo cannabis en la granja en la ladera de su iglesia, éste era el medicamento más utilizado en todo el mundo.


Se lo prescribió a sus monjas. Durante su vida no existían leyes o estigmas sociales en torno al cannabis y muy pocos informes de uso problemático.



28023-pc_0


Por el contrario, era la cosecha más importante del mundo, cultivado en los cinco continentes por sus propiedades industriales, así como por su valor como alimento y medicina.

La Madre María fue una mujer notable por la amplitud de sus conocimientos y el alcance de su preocupación social.


Fue una de las figuras más importantes de la historia de Nueva Zelanda, influyó en la evolución de la asistencia social, la salud, el tratamiento de las mujeres y los niños, la educación, las becas maorí, y fue fundamental en el fomento de la tolerancia y la cooperación.


En el 2004, el Vaticano comenzó la beatificación de la Madre María José Aubert, sería la primera santa de Nueva Zelanda.


Cuando murió a la edad de 91 años en 1926, recibió el mayor funeral en honor a cualquier mujer en la historia de Nueva Zelanda.


En 1927, en cumplimiento con los tratados de fiscalización internacional impulsados por los Estados Unidos, la Ley de Drogas Peligrosas se convirtió en Ley.


El cannabis ha sido prohibido en Nueva Zelanda desde entonces.



FUENTE Druglawed




Arriba