Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
07/04/2014

La marihuana se puede cultivar en la República Checa a partir de abril

La Facultad Farmacéutica de la Universidad Carolina de Hradec Králové figura entre los interesados en cultivar marihuana para fines terapéuticos, lo que posibilitará la nueva ley a partir de abril.


El decano de dicho ente, Tomáš Šimůnek, resaltó que la Universidad es capaz de garantizar todos los requisitos necesarios.


“Cada cultivador debe cumplir las condiciones de extensión de la sala de cultivo, tener personal formado y lo más importante es que debe garantizar el control de la calidad y el alto nivel de la reproducción de las plantas cultivadas”, dijo.


Šimůnek agregó que la Universidad no piensa implantar el cultivo con fines comerciales y que produciría solo la cantidad necesaria para cubrir los gastos.


Teóricamente, los remedios hechos de cannabis se pueden comprar en farmacias checas desde hace un año. Pero en realidad, los clientes no pueden adquirirlos, ya que las farmacias pueden utilizar solo el cannabis importado, y este aún no ha podido llegar al país debido a obstáculos burocráticos.


Otro problema es el alto precio del cannabis para fines curativos. Un gramo de marihuana importada sale a unos 11 euros. Šimůnek estima que la marihuana cultivada por la universidad podría venderse a la mitad de esa suma.





Jaromír Gajdáček


El jefe de las aseguradoras de salud, Jaromír Gajdáček, incluso aboga por la legalización del cultivo casero de marihuana en pequeña escala.


“Estoy convencido de que la mejor y más razonable variante es tolerar que la gente pueda cultivar la marihuana en unas dos macetas en casa para uso propio”, señaló.


Los médicos checos pueden prescribir el cannabis para paliar los síntomas del cáncer, la esclerosis múltiple y la enfermedad de Alzheimer, entre otras, a partir del año 2013.


Fuente Radio Praha



Arriba