Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
28/10/2014

La marihuana, un mercado potencial de billones de dólares

En las últimas décadas, los mercados de la alta tecnología y la biotecnología se han convertido en incubadoras del emprendimiento, a pesar de que tantas startups hayan tenido que enfrentarse a una competencia de cuantiosos recursos, como IBM y Squibb.


Como explicación a ese éxito fuera de serie experimentado por muchas startups, ha surgido toda una nueva filosofía empresarial, “la innovación disruptiva”. Si bien la teoría parece un poco serpenteante a veces, la mayoría de los expertos creen que se trata de un modelo de mercado eficaz.


Y esto nos lleva hasta el negocio de la marihuana, que se está legalizando a un ritmo rápido y que cuenta con un enorme potencial de crecimiento. Considerando que el mercado de las bebidas alcohólicas, por sí solo, en los Estados Unidos se estima en 189 billones de dólares al año; Y que, a diferencia del alcohol, la marihuana posee propiedades médicas, además del factor de terapia recreativa, entonces, ¿dónde están todos esos emprendedores? ¿dónde están los artículos sobre cómo emprender este negocio, y los comerciantes de B2B, los asesores? Es verdad que se divisa un pelín de iniciativa emprendedora que se acerca lentamente, pero quizás no lo suficiente que cabría esperar.


Extrayendo algunos datos de weedhire.com, una empresa que lleva el seguimiento de esta ‘incipiente’ industria:


-En EE.UU, se espera que el mercado legal del cannabis crezca un 700 por ciento en los próximos cinco años (Fuente: ArcView Group)


-Armstrong Steel, una empresa de construcción de edificios de acero con sede en Denver, ha experimentado un aumento del 35 por ciento en sus ingresos desde enero, parte del cual se debe a la construcción de casas de cultivo de marihuana.


-La marihuana es actualmente legal para fines médicos en 23 estados de EE.UU, y se someterá a votación su total legalización en Alaska y Oregon.


Una de las ofertas de empleo publicada en weedhire.com ofrecía entre 28.27 y 40.72 dólares por hora como personal de supervisión en este negocio.


Como puede verse, son miles de millones de dólares lo que puede llegar a generar este mercado de puertas abiertas. Al observar el generalizado fracaso que sufren tantos emprendedores por intentar colarse en ese tren bala que les lleve a los confines del éxito, me pregunto: ¿es que han perdido el coraje los emprendedores de hoy en día?


Parece que tanto inversores como empresarios por igual prefieren roer los huesos del negocio de las aplicaciones móviles o posicionar su startup de ADN para una fusión o adquisición, en lugar de aprovechar esta oportunidad de negocio fácil para toda la vida.


Este artículo es una adaptación del texto original publicado por Geoffrey James en Inc.  Fuente



Arriba