Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
01/12/2014

La marihuana y los ojos rojos

red-eyes-1-780x438




¿Por qué el cannabis hace que mis ojos se pongan rojos?


Puede que ésta sea una de las preguntas que se hacen, con más frecuencia, los consumidores de cannabis durante sus primeros encuentros con la sustancia. La razón por la que esto ocurre, es que aunque se sabe que el cannabis tiene efectos psicoactivos, es decir produce un efecto sobre el comportamiento y el estado mental general, la mayor parte de lo que experimenta un consumidor pasa prácticamente desapercibido para otro.


 

Por otro lado, se sabe que el enrojecimiento de los ojos es la prueba más visible de que alguien se ha dado un atracón de cannabis, hasta el punto en el que este síntoma por sí solo, independientemente de su origen, se relaciona hoy en día, casi sistemáticamente, con el consumo de cannabis.


Aunque este fenómeno tiene, obviamente, una explicación científica, el estigma ligado a él ha crecido a lo largo de los años, tal vez también porque en términos médicos, los ojos rojos pueden tener que ver con enfermedades tales como la gripe, las alergias, conjuntivitis, fatiga, etc. Asimismo, pueden estar relacionados con el abuso de sustancias, es decir, el abuso del alcohol, o incluso del consumo regular pero no abusivo de tabaco. En otras palabras, este síntoma suele ser un sinónimo de relativa “mala salud”. Pero el que los ojos se enrojezcan como consecuencia del consumo de cannabis, ¿es en realidad tan malo?


¿Cuál es la explicación de los ojos rojos?



jack-herer-photo1-250x303



La razón principal por la que el consumo de cannabis puede producir un enrojecimiento de los ojos se debe al principal compuesto activo del cannabis, el tetrahidrocannabinol, más popularmente conocido como THC. Uno de los efectos del THC en el cuerpo humano es disminuir la presión arterial, lo que produce la dilatación de los vasos sanguíneos y aumenta el flujo sanguíneo a través de todo el organismo. La disminución de la presión arterial tiene un impacto directo en las arterias de los globos oculares, que se expanden, permitiendo que la sangre circule de manera más visible de lo que normalmente circularía.

Esto significa que este síntoma puede presentarse, independientemente, del método de consumo, a pesar de que el conocimiento popular (inexacto) lo asocia con más frecuencia con fumar. Cabe destacar que hay personas que pueden verse afectadas de manera parecida, pero por diferentes razones. Muchos ven como sus ojos se enrojecen sistemáticamente al fumar, tanto si este humo proviene del cannabis como de otra sustancia. Esto podría explicar en parte por qué este dato erróneo está tan extendido.

Pero, en realidad, la vaporización del cannabis, la ingestión de cualquier tipo de producto comestible, o la combustión en cualquiera de sus formas pueden causar un posible enrojecimiento de los ojos. El THC, uno de los principales cannabinoides del cannabis, se activa cuando la sustancia se calienta hasta cierta temperatura mínima: vaporizada, por combustión, al horno en una galleta, etc.


¿Por qué los ojos rojos en realidad son un factor positivo?


En el sector del cannabis medicinal, la planta es conocida por ser de valiosa ayuda a los pacientes que padecen glaucoma. Uno de los principales síntomas de esta enfermedad es la presión intraocular creciente que, eventualmente, puede conducir a un daño permanente, y que puede llegar a causar ceguera.


Resulta que la forma en que el cannabis puede aliviar esta presión intraocular procede, exactamente, de la misma propiedad que hace que los ojos de un consumidor se pongan rojos. Mientras que el cannabis no pueden realmente curar el glaucoma, permite que los pacientes mitiguen sus síntomas lo suficiente como para poder vivir con la enfermedad, sin que sea una amenaza para su vista.


El cannabis es, a día de hoy, la única medicación verdaderamente eficaz a disposición de los enfermos de glaucoma, y se ha autorizado durante un par de décadas en este contexto, en muchos países, así como en algunos estados de los Estados Unidos. Una enorme cantidad de estudios han demostrado que el cannabis puede aliviar la presión intraocular con un 25% más de eficacia que los vasodilatadores farmacéuticos. Antes de la era de la prohibición, los pacientes con glaucoma también habían utilizado el cannabis durante siglos, y además se utilizaba para muchos otros fines, incluidos el recreativo y el espiritual, por lo que la actual “cuestión de los ojos rojos” es de algún modo una consecuencia de la infame Guerra contra las Drogas.


Por supuesto, esta propiedad medicinal tan valiosa también se está aprovechando en el contexto de otras enfermedades, como la hipertensión, y cualquier afección en la que esté implicada la presión arterial alta.


¿Qué hacer para librarse de los ojos rojos?


Desde el punto de vista general del consumidor y activista, no debería haber ninguna razón por la qué haya que ocultar los ojos rojos producidos por el cannabis. Aunque, como el cannabis todavía no se ha democratizado plenamente, tanto en términos jurídicos como sociales, los ojos rojos visibles siguen preocupando legítimamente a muchos.


No existe una solución sencilla e inmediata para los ojos rojos, y los resultados al intentar uno u otro de los remedios paliativos disponibles pueden variar dependiendo de la persona. Sin embargo, hay maneras de moderar el efecto vasodilatador presentado por el cannabis;


  • Usa colirio; los que alivian el enrojecimiento relacionado con la inflamación pueden ser una solución eficaz y bastante rápida.

  • Consume vasoconstrictores; cafeína, chocolate, alimentos salados, etc.

  • Aplica unas rodajas de pepino o una toalla húmeda sobre los ojos durante unos minutos
  • Estate atento y espera. El enrojecimiento de los ojos no suele durar mucho tiempo, siempre que el consumo no se salga de lo normal.




cucumber-slices


Si los ojos rojos no te impiden realizar las tareas diarias, una cosa que debes saber es que no se produce ningún daño en los ojos, en el cerebro, o en ninguna otra parte. A medida que uno se convierte en un consumidor regular, por razones medicinales u otro tipo de motivos, se puede observar una cierta tolerancia al síntoma, por lo que es un problema de naturaleza, relativamente, temporal.


Para aquellos que necesiten tener todo el año los globos oculares completamente blancos por una razón u otra (profesionales cuya industria se basa en la apariencia física, por ejemplo), pueden resultar más adecuadas determinadas variedades, en lo que se refiere al síntoma específico de los ojos rojos, debido a su proporción diferente de cannabinoides y terpenos. Como siempre, es cuestión de ensayo y error.




Arriba