Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
22/04/2014

Las FARC piden al Gobierno de Colombia despenalizar consumo de drogas para acabar con narcotráfico

La guerrilla de las FARC propuso el martes al Gobierno de Colombia la despenalización del consumo de drogas, un tema clave en el diálogo de paz dirigido a poner fin a medio siglo de conflicto armado en la nación sudamericana.


Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ya habían pedido al Gobierno de Juan Manuel Santos hace un año la legalización de los sembradíos de hoja de coca y marihuana del país, como una manera de ayudar a los campesinos pobres.


La propuesta es presentada por las FARC dentro del debate sobre las drogas ilícitas, que las partes reiniciaron el lunes luego de un breve receso al cual se fueron optimistas por lo que consideraron el inicio de la construcción de acuerdos.


“La política pública se fundamentará en la superación del prohibicionismo y la despenalización del consumo”, argumentó el miembro del equipo negociador de las FARC, Rodrigo Granda, en un comunicado divulgando antes de entrar a la sesión del martes.


“Ello implica privilegiar medidas y acciones tendientes a la regulación gradual y diferenciada del consumo, incluida su legalización, atendiendo sus impactos y usos”, agregó en referencia a las drogas consideradas hoy ilícitas.


La iniciativa se une a otras siete que incluyen el reconocimiento del consumo de drogas psicoactivas como un problema de salud, diseño de políticas democráticas y participativas contra el consumo, prevención, financiación estatal de políticas para enfrentarlo y una reforma estructural de la seguridad social.


“Consideramos que la cuestión de la ilegalidad de este negocio es el que lo hace bastante atractivo nacional e internacionalmente, esa ilegalidad en la que se mueve el negocio hace que suban los precios”, dijo Granda a periodistas.


Colombia es considerado el mayor productor mundial de cocaína, cuya materia prima es la coca. El Gobierno ha vinculado por años a la guerrilla con el narcotráfico, pero las FARC lo han rechazado constantemente.


En otras oportunidades, este grupo guerrillero que es considerado terrorista por la Unión Europea y Estados Unidos ha señalado que la cocaína debería ser despenalizada como en su momento ocurrió con el tabaco y el alcohol.


El presidente colombiano ha levantado el tema de la legalización y despenalización del consumo de estupefacientes en foros internacionales, sin mayores avances.


Aunque países como Estados Unidos y Uruguay despenalizaron el cultivo y consumo controlados de la marihuana, mientras que legisladores de la izquierda de México presentaron este mes un proyecto para aumentar la dosis permitida y su consumo legal con fines medicinales.


Tras 15 meses en la mesa de conversaciones, las FARC y el Gobierno de Santos han conseguido dos acuerdos parciales relativos al uso de la tierra y la participación en política.


Fuente UltimaHora



Arriba