Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
17/11/2014

Las farmacias checas empiezan a vender marihuana

Las farmacias checas han empezado a vender bajo receta y con fines terapéuticos cannabis, del que puede adquirirse una dosis máxima de 30 gramos por persona y mes, según informan hoy los medios locales.
El primer establecimiento en poner el cannabis a la venta, a un precio de 11 euros por gramo, ha sido uno de la localidad de Uherske Hradiste, al este del país.


Esta farmacia ofrece flores secas de cannabis con un contenido de entre el 6 y el 12 % de cannabinoides THC, que tiene propiedades analgésicas y sedativas.


El fármaco se inhala o aplica en grasas y mantequillas, y se desaconseja fumarlo.


En diciembre de 2012 la República Checa se convirtió en el primer país del antiguo bloque comunista en aprobar el uso terapéutico del cáñamo índico para combatir males como dolores crónicos, la delgadez extrema producida por el avance de algunas enfermedades y polineuropatías en pacientes de SIDA.


Los expertos destacaron entonces las bondades de esa sustancia como paliativo para los afectados por tumores cancerígenos, como lenitivo contra dolores neuropáticos o para los que sufren el denominado estado espástico en el caso de esclerosis múltiple.


Aunque la Ley permite la venta de cannabis desde el 1 de abril de 2013, los retrasos en la creación de un registro de preparados médicos con permiso para ser aplicados a los pacientes han impedido hasta ahora la comercialización de estos productos.


Otro de los problemas que explica el retraso en la aplicación de esa norma fue que el seguro médico no cubre, de momento, este remedio, a diferencia de otros fármacos contra el dolor a base de opio, como el Fentanyl, que sí son cubiertos por el seguro.


Finalmente, los fabricantes checos no pudieron comenzar a cultivar su propio cannabis hasta el pasado abril, siempre bajo el severo control de las autoridades.




Arriba