Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
26/09/2014

Las mujeres elogian la marihuana como tratamiento del dolor según encuesta

Las mujeres valoran más la marihuana cannabis como tratamiento alternativo más eficaz para hacer frente a su dolor crónico, según las conclusiones de un estudio reciéntemente publicado  y realizado por la americana Fundación Nacional del Dolor y For Grace, organización sin animo de lucro y dedicada a mejorar la atención y el bienestar de las mujeres con dolor .


La encuesta online pidió a las mujeres que calificaran la eficacia de alternativas de sustancias sin receta contra una docena de terapias para el dolor , incluyendo yoga, acupuntura, tratamiento quiropráctico, y masaje. El ochenta por ciento de los encuestados declararon haber consumido cannabis medicinal, diciendo que al consumirlo se aliviaron sus dolores. En comparación, sólo el 53 por ciento de los encuestados dijo haber encontrado alivio con terapias de masaje. Ningún otro tratamiento alternativo fue reportado como eficaz por la mayoría de los encuestados. Sólo alrededor de un tercio de los encuestados informaron que las alternativas más comunes, como la terapia física, la meditación y la acupuntura son las opciones de tratamiento eficaces.


Los resultados completos de la encuesta “Mujer contra el dolor”  aparecen aquí .


El cannabis tiene una creciente popularidad como agente analgésico, particularmente en el tratamiento de la neuropatía crónica – un sintoma relacionado con el nervio típicamente resistente a los analgésicos convencionales. (Se estima que alrededor del ocho por ciento de los ciudadanos estadounidenses sufren de neuropatía y que se asocia con una variedad de enfermedades, incluyendo la diabetes, el VIH, y, la esclerosis múltiple.) En los ensayos clínicos aprobados por la FDA, los pacientes con neuropatía han admitido consistentemente  un alivio significativo del dolor después de la administración de toda la planta de cannabis, incluso cuando se administra   en dosis especialmente pequeñas. Una revisión reciente de una serie de estos ensayos, publicado en el  British Journal of Clinical Pharmacology concluyó , ” Es razonable considerar a los cannabinoides como una opción de tratamiento para el manejo del dolor neuropático crónico con evidencia en la eficacia en otros tipos de dolores crónicos, así como la fibromialgia y la artritis reumatoide”.


Según datos  publicados recientemente en la  Revista de la Medicina Interna Asociación Médica Americana , la promulgación de las leyes sobre la marihuana medicinal en todo el estado se asocia con tasas de mortalidad por sobredosis de opiáceos a nivel estatal significativamente inferiores – lo que indica que muchos pacientes, cuando se les da la opción de tratamiento con cannabis suelen elegir, sustituir o reducir en gran medida el uso de opiáceos recetados. Fuente



Arriba