Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
20/06/2014

¿Legalizar la marihuana contribuiría a menor consumo adolescente?

Estadísticas del CDC revelan que en Colorado el uso de la droga entre los jóvenes se redujo un 2.8 por ciento entre 2009 y 2011 con la implantación de dispensarios en los que se recetaba para fines médicos.


La legalización de la marihuana medicinal en Colorado hace más de una década habría contribuido a disminuir o estabilizar el consumo de esa sustancia entre los adolescentes en este estado, según un informe publicado por una organización local sobre la base de estadísticas federales y estatales.


El informe del Marijuana Industry Group (MIG) afirma que la llamada “reforma de la marihuana” ha tenido poco o ningún impacto en el consumo de marihuana entre adolescentes y que incluso, en el caso específico de Colorado, la marihuana medicinal legal habría ayudado a reducir ese problema.


Estadísticas del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) revelan que en Colorado el uso de marihuana entre adolescentes (una actividad prohibida por ley) se redujo un 2.8 por ciento entre 2009 y 2011, a pesar de que en esa época ya funcionaban 500 dispensarios de marihuana médica en el estado.


Para Mike Elliott, director ejecutivo de MIG, esas cifras demostrarían que la legalización de la marihuana no necesariamente va asociada con un aumento de su consumo entre adolescentes.


De hecho, a nivel nacional el CDC no detectó mucho cambio en ese consumo de 2011 a 2013, años en los que, según la misma fuente, habría disminuido el uso del alcohol, tabaco, drogas ilegales (cocaína, heroína) y medicamentos autorecetados entre adolescentes.


“Prevenir el consumo de marihuana entre adolescentes es una de las prioridades de MIG”, puntualizó Elliott.


Según el ejecutivo, en noviembre de 2013, cuando los votantes de Colorado aprobaron la legalización de la marihuana recreativa, MIG impulsó la implementación de altos impuestos a la venta de la marihuana precisamente “para asegurarnos que Colorado contase con los fondos suficientes para hacer cumplir las leyes de la marihuana y para promover la seguridad del público”.


“Varios millones de dólares de esos impuestos se destinarán a prevenir el uso de marihuana entre adolescentes”, declaró Eliott.


El tema de la conexión entre marihuana legal y su consumo entre adolescentes, sin embargo, no ha quedado del todo resuelto, no por lo menos a nivel de la gobernación de Colorado, que, según anunció este jueves el gobernador local, destinará casi 9 millones de dólares durante los próximos cinco años a estudiar ese problema.


Los estudios, a cargo del Departamento de Salud Pública de Colorado, buscarán determinar el alcance de los efectos benéficos de la marihuana medicinal y, posiblemente en conjunto con investigadores de la Universidad de Colorado, determinar si la marihuana podría realmente ayudar a adolescentes actualmente adictos a cocaína o al opio.


De todos modos, Elliott ya ha llegado a una conclusión y es la de “eliminar el castigo por posesión de marihuana para uso personal (ya que) no está asociado con un mayor consumo de esa droga”.


Fuente PrimeraHora



Arriba