Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
25/06/2014

Los cigarrillos electrónicos con forma de porro ya están aquí

Era cuestión de tiempo que algún desarrollador de cigarrillos electrónicos decidiera asociar su marca a la cultura cannábica y así ha acabado ocurriendo en los Países Bajos. En el país tradicionalmente más tolerante de Europa en este sentido acaban de presentar E-Njoint, cuyos creadores promocionan como “el primer porro electrónico del mundo”, aunque en realidad no contiene tetrahidrocannabinol (THC), la sustancia psicoactiva del hachís y la marihuana.


El primer modelo de E-Njoint es desechable y no contiene THC, tabaco o nicotina. ¿Qué es lo que lo convierte, pues, en un porro? Pues su apariencia, que recuerda a la forma trompetera de los canutos y cuenta con el simbólico dibujo de una hoja de marihuana que se enciende en cada calada en el extremo exterior del dispositivo.


En su interior, preparado para vaporear, se encuentra un combinado absolutamente legal –por ahora– de glicol de propileno y glicerina vegetal,similar al de otras marcas de cigarrillos electrónicos. “Tiene un sabor biológico yresulta inofensivo”, aseguran desde la firma, basada en la localidad de Delft, a medio camino entre Rotterdam y La Haya.


Una vez conseguido el impacto comercial de decir que fabrican el primer porro electrónico del mundo –aunque esto no sea cierto– la firma ya prepara nuevos modelos. El siguiente será similar al ya presentado pero será recargable en esta ocasión y los responsables de E-Njoint aseguran que sus próximos productos “se podrán fumar como verdaderos porros”, a través de cartuchos de cannabis líquido.


Más allá de lo que se puede considerar un descarado aprovechamiento de la cultura y parafernalia relacionadas con el uso recreativo de la marihuana, hay un aspecto de los ‘porros electrónicos’ que puede suponer un avance. El cada vez mayor uso del cannabis y sus derivados en tratamientos paliativospodría verse reforzado con este tipo de dispositivos. Gracias a ellos, los potenciales pacientes podrían recibir la dosis prescrita por sus doctores con mayor precisión y evitando los peligros asociados al tabaco. Por ahora, E-Njoint asegura encontrarse en negociaciones con la compañía de cannabis medicinal Tikun Olam para desarrollar productos centrados en el uso terapéutico de los derivados de la Cannabis sativa.


Fuente Maravilias



Arriba