Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
26/08/2014

Los jóvenes europeos giran hacia la legalización de la marihuana

El tanto por cien de los jóvenes europeos que piden la regulación d la marihuana han pasado del 35 al 45 por cien actual , según el Eurobarómetro. En España concretamente son el 47 %, de seguir con esta tendencia estaríamos hablando en el año 2017 de una mayoría de la juventud española y europea que estaría a favor de esta medida como ya está sucediendo es países como Holanda, Austria, Eslovaquia, Polonia, Irlanda, Italia Eslovenia y la República Checa.


Según Martin Jelsma, responsable del programa de Drogas y Democracia del Transnational Institute además de ser una de las eminecias internacionales en este tema, la apertura de esta discursión en la sociedad europea ha sido muy respaldada por la obertura de los clubes cannabicos o asociaciones que se han creado en varios paieses de la Unión Europea y especialmente en España como pionera en la normalizacion de este debate.


Jelsma matiza que aunque estas asociaones o clubes no son exactamente una “legalizacion en toda regla” han evidenciado que no ha supuesto una subida en el consumo por parte de los jovenes. “No tiene ningún sentido reprimir a los clubes pensando que es un fenómeno que aún puede desparecer. Más bien al contrario, es urgente aprobar normas jurídicas y de conducta claras para su funcionamiento y abrir el debate sobre una legalización del cannabis desde la siembra hasta la venta”, subraya. “No hay vuelta atrás”.


El barometro encargado por la Unión Europea mostró dos aspectos importantes para el debate, uno de ellos fué el fuerte rechazo a la legalización de las llamadas drogas duras como la heroína, cocaína o extasis y la separación entre el consumo y la conveniencia de la legalización de la marihuana en el seno de la UE. El aumentó no creció, lo que aumentó fue el debate en esta cuestión, opinó el experto.


Para otro experto como podíamos leer la noticia en el periódico El País, Óscar Parés, subdirector del centro de estudios del cannabis y de políticas sobre drogas ICEERS, gran parte de esa normalización del cannabis es debida a la eliminación de ese estigma de la heroína que en años como los ochenta hizo verdaderos estragos entre la juventud. “En los últimos años ha cambiado mucho. Los jóvenes perciben netamente las diferencias entre el consumo de cannabis y el de drogas más duras”. Óscar Pares subraya que el consumo de marihuana en el 80% de los casos es responsable y admite que en un primer momento de la legalización del cannabis el uso podría aumentar pero no su “consumo problematico”. Además, “Si la venta fuese legal, se podría dar mejor atención a los consumidores con problemas y se tendría mayor control de estos casos por parte de las autoridades sanitarias” apunta.


Con una pequeña diferencia, la sociedad norteamericana es más proclibe a esta legalización cn un 58 por cien frente a la europea con un 47, aunque estos datos y viendo las tendencias a la alza, en breve las dos sociedades occidentales estarían con amplios margen por encima de la mitad.


Paises de Sudamerica y del Caribe ya están tomando “medidas legalizadoras” en torno a la marihuana.


Clubes de cannabis españoles para comprar y consumir marihuana


Desde el punto de vista legal, los clubes se encuentran en un limbo —o “zona gris”, como prefiere este experto—. “No están legalizados, pero el consumo es completamente legal en España”, destaca. Hasta ahora se han abierto cerca de 50 causas contra administradores de estos espacios y “ninguno ha acabado en la cárcel”.


La primera de estas asociaciones nació en Tarragona hace dos décadas. Desde entonces, el fenómeno ha ido desarrollándose hasta el punto de que, según sus datos, hoy hay cerca de 1.000, casi todos en Cataluña (unos 400) y País Vasco (150)   Fuente



Arriba