Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
14/12/2015

Los usos positivos de la marihuana para pacientes con cáncer

Medical-Marijuana-780x438


La marihuana, también conocida como cannabis, se utiliza con fines medicinales para tratar una serie de condiciones, incluyendo el cáncer. La marihuana y sus componentes químicos activos como el THC tiene muchas propiedades que pueden beneficiar a pacientes con cáncer. Poco se sabe, sin embargo, sobre cómo la marihuana interactúa con otros medicamentos comúnmente recetados. Las personas interesadas en las terapias de la marihuana deben consultar a un profesional de la salud antes de usar la marihuana para tratar los síntomas de cáncer.


Reduce las náuseas


Las náuseas y pérdida de apetito son los efectos secundarios comunes de la quimioterapia y también los síntomas de las últimas etapas de cáncer. El Instituto Nacional del Cáncer describe cómo el THC sintético o cigarrillos de marihuana se pueden utilizar para tratar las náuseas y pérdida del apetito asociada con el cáncer. La inhalación de marihuana a través del humo o la vaporización puede ser un método más efectivo de uso, ya que tiene un modo de acción más rápido que los extractos de marihuana por vía oral o THC sintético. El Instituto Nacional del Cáncer advierte que se necesita más investigación para determinar la dosis óptima de la marihuana que los pacientes con cáncer deben usar para tomar ventaja de las propiedades anti eméticas de la droga.
 
Reduce el tamaño del tumor


Una serie de estudios de investigación médica revisada por NORML.org demuestran que la marihuana puede tener propiedades anti-cancerígenas. Los efectos de la marihuana como un agente anti-tumoral son particularmente evidentes en los gliomas. Los gliomas o glioblastomas, son una rara, pero muy agresiva forma de cáncer de cerebro que normalmente se traduce en la muerte del paciente dentro de los dos años del inicio. NORML.org revisó los estudios que muestran que la marihuana puede reducir el tamaño del tumor en pacientes con glioma. NORML.org también cita una serie de estudios que demuestran efectos antitumorales de la marihuana en un número de cánceres, incluyendo cáncer de mama, cáncer de próstata, cáncer de colon, cáncer de pulmón, cáncer de cuello uterino y otros cánceres. Otros estudios revisados ​​por NORML.org muestran que cuando se usa en combinación con ciertas quimioterapias, la marihuana puede aumentar la eficacia de los fármacos contra el cáncer.


Reduce el dolor


En 2010 un estudio clínico multicéntrico doble ciego publicado en el Journal of Pain and Symptom Management se demuestra que el cannabis reduce significativamente el dolor asociado con el cáncer, en comparación con los placebos. Los autores de este estudio recomiendan que la marihuana contiene extractos tanto de THC como de CBD (dos componentes químicos activos de la marihuana) que pueden ser utilizados para tratar el dolor en pacientes con cáncer que no responden a las típicas recetas de reductores del dolor de tipo opioide. THC y CBD pueden trabajar en forma sinérgica para aliviar el dolor y reducir la inflamación en formas que el THC solo o con receta de analgésicos para el dolor no pueden.



FUENTE Ehow




Arriba