Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
12/05/2015

Madrid grow shop.El Club de cannabis “María Gracia Club”, absuelto por la Audiencia de Barcelona




La sección quinta de la audiencia de Barcelona absolvió a los imputados del Club de cannabis “Maria Gracia Club”, a su Presidente y un vocal se les pedía una condena de seis años de cárcel por un delito con la salud publica por supuestamente vender cannabis de forma “indiscriminada” y pertenecer a una asociación ilícita.


Según el tribunal de Barcelona el comportamiento del club de cannabis no fue delictivo ya que solo se limitó a propiciar el acuerdo de “consumo compartido o colectivo de forma organizada, con evidentes ventajas para las personas que las llevan a cabo, sin poner en peligro la salud de estas, ni de terceros ajenos”. La sentencia del tribunal de justicia también dice que los socios, consumidores de marihuana, consumirían igual aunque las asociacion no existiese.


Es más, el club ayuda a que las personas consumidoras y asociadas a no tener que embarcarse en la aventura de adentrarse en el mercado negro, con todo lo que supone y reduciendo al mínimo el riesgo para su salud al tratarse de drogas blandas.


Para el Tribunal catalán, estas asociaciones o clubes evitan los excesos de consumo facilitando marihuana o derivados de forma «controlada», y además las administraciones pueden efectuar controles para evitar «cualquier desviación», ya que el consumo se centraliza en los locales.


La sentencia dice que la asociación «María de Gracia Club» no supone un peligro de difusión de marihuana o hachís a terceros, ya que se dedica al «consumo compartido» entre socios y dentro del ámbito de este tipo de asociaciones que «en principio no es delictivo» si se cumplen una serie de normas.





Arriba