Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
20/04/2015

Madrid grow shop.En Noruega quieren debatir sobre políticas de drogas




Por fin, los estudiantes noruegos estuvieron de acuerdo con los expertos, dicen que el alcohol es más peligroso que el cannabis. Pero los políticos nórdicos aferrados a que el alcohol es la droga de Noruega.


Cuando los lideres profesionales durante años han afirmado que el alcohol es más peligroso que el cannabis y en parte se ha cumplido con un movimiento de cabeza y encogimiento de hombros, en parte por la ira. Los noruegos quieren el alcohol en paz, no importa cuántos enfermos y muertos hayan

Aunque la actitud hacia las drogas está cambiando, no sólo por que los jóvenes consuman menos ahora que antes, sino porque también han cambiado la opinión sobre las sustancias que son peligrosas. Bien documentado el profesor de sociología Willy Pedersen de la Universidad de Oslo, demostró por primera vez que la mayoría de los estudiantes cree lo mismo que los profesionales: El cannabis es menos peligroso que el alcohol. Pedersen menciona la encuesta del diario noruego, crónica Ruspolitisk  como el cambio de gobierno en el 2017 .


Ahora los estudiantes argumentan simplemente que el alcohol a menudo conduce a lesiones y accidentes mas que el cannabis. Del mismo modo que los científicos lo han dicho durante años.


Beber y luchar


Una mirada atrás:


Por último, no era posible hablar de los peligros de las diferentes drogas sin ser visto como algo cercano al penal. En el verano de 2000, le pregunté a un número de profesionales sobre lo que es más dañino: Fumar cannabis o emborracharse una vez a la semana. Un destacado científico respondió que no se atrevía a expresar su opinión al respecto públicamente. El resto respondió que emborracharse es más dañino.


También pregunté si un menor número de mujeres serían maltratadas si hubiese menos borrachos de alcohol el fin de semana y se utilizase el cannabis. El entonces jefe del Instituto Nacional de Toxicología Forense, Henning Morland, respondió que el grado de influencia es peligroso. Pero que se verían mas afectados por el alcohol, que se asocia con agresión más que el cannabis. También dijo que si uno sólo fumaba hachís y no bebía alcohol , además, habría un menor número de efectos adversos para la sociedad y un menor número de mujeres serían maltratadas.  El mismo pensamiento tenía la restrictiva Hans Olav Fekjær, entonces superintendente de Blue Cross Centro en Oslo.


Pero hace sólo 15 años hubo un revuelo por la publicación de artículos con dicho contenido. Cuando el asunto llegó a la calle, llamadas de teléfonos enojadas, cartas airadas y varios despidos hubieron en el periódico Aftenposten.


Prohibir la marcha de la marihuana

Apenas me había permitido hacer tales preguntas, al año siguiente, en mayo del 2001, el profesor de criminología Nils Christie invitó a apelar la Global Marijuana March, una marcha anual que se convoca el primer sábado de mayo. El profesor afirmó abiertamente que la penalización del cannabis crea más problemas de los que resuelve. Pero ese año la policía prohibió el evento. No fue un golpe de suerte, ya que Christie dos días después recibió el premio a la Libertad de Expresión de ese año. Con el tiempo se dio cuenta que la policía permitiría el evento por primera y hasta ahora única vez idílica con 1.400 participantes por la ciudad demandando legalizar el cannabis.


Despenalización Recomendada


Al año siguiente, en el 2002, una mayoría en comisión penal con el profesor de criminología rusforsker Ragnar Hauge, el abogado Frode Sulland y de Justicia Kirsti Coward, recomendaron la despenalización para el uso personal de sustancias.


El ex ministro de Justicia, Einar Dørum (V) rechazó la propuesta casi antes de su presentación.


El clima del debate cambió, en parte debido a Willy Pedersen, quien ha sido una fuerza impulsora dando legitimidad a la cuestión del daño. Y no menos importante, al criticar la criminalización de las drogas por prejuicios, y no hechos. Mientras tanto, las experiencias familiares y la apertura en cuanto a drogas ayudaron a crear una mayor comprensión de que se necesita una nueva política sobre el abuso de sustancias.


Entre los políticos noruegos, individualmente han emitido la idea de que al menos podemos empezar a despenalizar el cannabis, hay conservadores como Nikolai Astrup y Torbjørn Røe Isaksen, progresistas como Jørund Rytman, Aps Håkon Haugli, Thor Erik Forsberg y de SV Bård Vegar Solhjell.


Se plantea la pregunta de si la política de drogas de Noruega no está desactualizada



Por Inger Anne Olsen


FUENTE Aftenposten




Arriba