Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
16/04/2015

Madrid grow shop.Gigantes farmacéuticos de hoy comercializaron la marihuana medicinal en el pasado




La revista Forbes revelo que las grandes compañías farmacéuticas en el mundo de hoy, son las mismas empresas que comercializan a las masas los medicamentos basados ​​en el cannabis en el último siglo. La grandes empresas farmacéuticas fueron las que comercializaron por primera vez la marihuana medicinal, según el informe publicado en la revista Forbes .


Los gigantes farmacéuticos Eli Lilly , Pfizer y Bristol-Myers Squibb , vendían a principios del siglo pasado toda la marihuana medicinal . En su catálogo farmacéutico del 1919, estas empresas ya comercializaban productos de cannabis.


En ese momento la mayoría de los medicamentos contenían los mismos ingredientes activos. Puesto que no había patentes de medicamentos, todos ellos estaban basados ​​en plantas, la comercialización se llevaba a cabo especialmente en el importante intento de persuadir a la gente para que comprase la medicina de su empresa y no de la otra- cuando ambos vendían lo mismo. Según los registros históricos, a principios del siglo XIX, casi el 6% de todos los medicamentos que se vendían en las farmacias contenía cannabis en una forma u otra. Por ejemplo, el cannabis vendido por Squibb Company estaba en forma de polvo, tabletas, aceites y extractos.



Pfizer



En 1919 la compañía vendía 15 medicamentos basados ​​en el cannabis en su catálogo y ni siquiera era la líder de productos a base a cannabis, la empresa Parke Davis  que ahora pertenece al gigante farmacéutico Pfizer, tenía 27 medicamentos a base de cannabis comercializados. Incluso Eli Lilly , otra de las compañías farmacéuticas más grandes del mundo de hoy, comercializaba 23 medicamentos distintos de cannabis. La compañía farmacéutica Abbott comercializaba cuatro medicamentos basados en el cannabis en 1935, y es la única compañía farmacéutica de las que aún participan con marihuana medicinal en la actualidad. Su división de investigación, AbbVie Farmacéutica se ha convertido recientemente en una compañía independiente y produce actualmente la píldora de THC sintético Marinol .


Tratamiento de cannabis de la migraña y la epilepsia


El cannabis estaba registrado para una variedad de indicaciones, incluyendo la epilepsia, “problemas femeninos, las migrañas, para combatir los parásitos intestinales, enfermedad mental y adicción. También se comercializó como disparadores del deseo sexual, así como para el tratamiento de enfermedades venéreas – todo el espectro de los problemas sexuales “cubiertos” por cannabis.

Mientras que hoy en día hay personas que están preocupadas acerca de los nuevos productos médicos de cannabis para el cuidado de mascotas, en ese momento el cannabis también era un medicamento veterinario Sntdrtit. Parke Davis, era entonces la empresa farmacéutica más grande del mundo y ahora pertenece a Pfizer, los veterinarios vendían extractos de cannabis para su uso como analgésico y un opiáceo para el alivio de la tos y de las dolencias estomacales.



CannabisAmericana-500x391




La compañía también trabajó en colaboración con la compañía competidora farmacéutica Eli Lilly para crear su propia variedad de cannabis, Cannabis Americana – una cepa indica adaptada por Parke Davis-, también comercializó previamente varios medicamentos de cocaína antes de ser prohibida , y poseía la patente para PCP y desarrolló su propia droga ketamina, que también se conoce hoy en día sobre todo en el contexto de la utilización con fines recreativos.


El portavoz de Pfizer dijo en respuesta que la empresa ya no participa en la investigación sobre la planta de cannabis durante años. Las compañías farmacéuticas Ell Lilly y Bristol-Myers Squibb se negaron a comentar sobre si sus empresas están planeando volver a entrar en el campo de cannabis medicinal.


De hecho, se niegan a discutir siquiera si siguen invirtiendo en Insys Theraputics en estudios de cannabis medicinal, en un intento de registrar más patentes. En Eli Lilly hacen pruebas de orina en sus entrevistas de trabajo y a empleados para ver si hay restos de cannabis.



FUENTE Revista cannabis



Arriba