Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
17/06/2015

Madrid grow shop.Nuevo estudio. La legalización de la marihuana en EEUU no aumenta el consumo en adolescentes

tumblr_m30w2cKELg1rpjuo2o1_1280-780x438


Un estudio sobre un millón de adolescentes muestra que el consumo de marihuana no aumentó en los estados donde se legalizó, bajando su uso en los más jóvenes.


La legalización del uso médico del cannabis no condujo a un aumento del consumo en adolescentes en EE.UU., según una nueva investigación que ha sorprendido a sus autores y animará a a relajar la ley en otros lugares.


Desde 1996, 23 estados de Estados Unidos y el Distrito de Columbia (DC) han aprobado el uso medicinal de la marihuana. En los estados de Colorado, Washington, Alaska y Oregon y DC, el uso recreativo también es legal. Estos movimientos hacia la permisividad, incluso donde la posesión de cannabis se limita al uso médico, ha propiciado que muchos críticos se preocupasen por si el consumo de cannabis se elevaría, especialmente entre los más jovenes.


Esa suposición fue el punto de partida para la investigación llevada a cabo por la Dr. Deborah Hasin, profesora de epidemiología en la Universidad de Columbia Medical Center en Nueva York, y sus colegas. Sin embargo, los resultados de 24 años de datos de más de un millón de adolescentes en los 48 estados contiguos no documentaron esos temores. La edición impresa de la revista Lancet Psiquiatría dice que el uso de cannabis en adolescentes ya era mayor en los estados que optaron por la legalización médica. Aunque el cambio en la ley no se ha traducido en un salto de los números.


El análisis de los datos del estudio nacional llamado Monitoring the Future, recoge la información de 50.000 alumnos de 13 a 18 años (octavo, décimo y 12º grado), y se encontró que no había habido un aumento incluso después de tomar en cuenta factores individuales, escolares y estatales que podían afectar el uso de cannabis (como la edad, la etnia, la escuela pública o privada y la proporción de la población de cada estado que eran hombres blancos).


                      “Nuestros resultados han proporcionado la evidencia más fuerte hasta la fecha de que el consumo de marihuana por adolescentes no ha aumentado después de que un estado haya legaliza la marihuana medicinal”, dijo el Dr. Hasin.


             “Más bien, hasta ahora, en los estados que han aprobado leyes de marihuana medicinal, el uso de marihuana en los adolescentes era ya más alto que en otros estados.”


Eso todavía es motivo de preocupación, sugirió:


                       “Debido a que el uso de marihuana en los principios de los adolescentes puede llevar a resultados perjudiciales a largo plazo, se identificaron los factores que realmente juegan un papel en el uso por adolescentes debiendo ser una alta prioridad de investigación.”


Entre los estudiantes más jóvenes encuestados como los estudiantes de 8º grado, el consumo de marihuana en realidad se redujo. Los autores especulan que las opiniones de los estudiantes de mayor edad sobre el cannabis ya habían sido fijados antes de la legalización médica, pero que aquellos que eran más jóvenes tenían menos probabilidades de verlo como recreativo, una vez se autorizó el uso medicinal. Otra posibilidad es que los padres están tomando una postura más vigilante sobre ellos, dijeron los autores, añadiendo que esto justificaría una mayor investigación.


En un comentario en la revista, el Dr. Kevin Hill, de la división de abuso de alcohol y drogas en el Hospital McLean en Belmont, Massachusetts, escribe:


   “Tal vez la principal preocupación de muchas personas que se oponen a las leyes de marihuana medicinal es que va a conducir a un aumento general de el consumo de marihuana, incluyendo a los adolescentes”.


El uso de Cannabis ha aumentado en los EE.UU. entre los adolescentes en los últimos años, a diferencia de la nicotina, el alcohol o los opiáceos, y la percepción de sus peligros se ha reducido, señala.


                          “Hasin y sus colegas se postularon, como muchos, con que la aprobación de leyes de marihuana medicinal aumentaría el consumo de marihuana de adolescentes, y contribuiría a la disminución de la percepción de los daños potenciales de la marihuana. Su bien diseñado estudio metodológicamente sólido mostró que este no era el caso “, dice.



dsc_0010-150x150


El estudio muestra lo importante que es poner a prueba las hipótesis con una investigación rigurosa antes de hacer políticas de salud, dice.

 “El creciente cuerpo de investigación que incluye este estudio sugiere que las leyes de marihuana medicinal no aumentan el uso en adolescentes, y las decisiones futuras que los estados hagan acerca de si o no en promulgar leyes de marihuana medicinal se debe al menos en parte guiado por esta evidencia.”


David Nutt, profesor de Neuropsicofarmacología en el Imperial College de Londres, dijo que el resultado del estudio fue como él había predicho.


                           “El mercado ilegal de cannabis está probablemente saturado, por lo que es simplemente permitir un medicamento a los ciudadanos respetuosos de la ley con problemas médicos crónicos que quieren obtener alivio y que se les ha estado negando durante los últimos 40 años de prohibición”, dijo.


Expertos británicos hacen campaña para reprogramar el cannabis en el Reino Unido para permitir su uso medicinal y la investigación dando la bienvenida a este estudio.


“Los pacientes están sufriendo innecesariamente y otros con gran dolor viajan al extranjero para encontrar el cannabis que necesitan para aliviar sus síntomas”, dijo el profesor Val Curran, de la University College de Londres, el principal experto del Reino Unido sobre el cannabis medicinal y coautor de un nuevo informe para el Grupo Parlamentario de todos los partidos para la reforma de la política de drogas .


         “Todo esto podría cambiar moviendo cannabis de programación del 1 al anexo 2, reconociendo así el valor medicinal de la droga.”



FUENTE The Guardian



Arriba