Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
22/04/2014

Marihuana medicinal y epilepsia

Ninguno de los medicamentos recetados por su médico le ayudaban a controlar los ataques epilépticos al pequeño Andrew Ríos, de 2 años de edad.


Andrew sufría seis o más episodios de epilepsia en el día y su sufrimiento no paraba ni cuando dormía. Su situación se tornó tan desesperante que su madre, Génesis Ríos, buscó opciones no tradicionales hasta llegar a un aceite con extracto de marihuana con un componente conocido como CBD (cannabidiol).


Supuestamente, CBD calma el exceso de actividad en el cerebro que ocasionan los ataques. Este extracto de CBD es bajo en tetrahydrocannabinol (THC), el cual causa el efecto de estar drogado.


“La primera reacción del doctor cuando le dije que el niño estaba sufriendo de ataques epilépticos fue dudar de mi palabra. Cuando le dije que quería usar DBD tampoco quería ayudar. Yo no sé por qué algunos médicos no le creen a uno. Es que es muy frustrante”, dijo Génesis.


A través de un documental televisivo y de otros padres en las redes sociales, Génesis llegó a la Dra. Bonnie Goldstein, directora médica del centro de tecnología de marihuana llamado Ghost Group.


“Yo soy el último recurso para las personas a quienes los tratamientos tradicionales no les han funcionado. Cuando llegan a mí, ellos ya han investigado y ya tienen una idea de lo que necesitan. Yo me encargo de ayudarles… en el 70% los medicamentos con extractos de marihuana les funciona sin mayores efectos secundarios”, dijo la Dra. Goldstein.


Esta experta en medicina no tradicional dijo que aún hay mucho escepticismo por parte de la comunidad médica sobre los beneficios de la marihuana. Ella considera que esta desconfianza se debe a que en las escuelas de medicina sólo se estudia la marihuana como una droga ilegal.


“Por miles de años, la marihuana ha sido utilizada como medicina…, no hay sobredosis y muy pocos efectos secundarios. Es más, algunos niños no reportan ningún efecto secundario más que la ausencia de ataques epilépticos”, dijo la doctora, quien ha trabajado en diferentes unidades pediátricas y salas de emergencia.


En el caso de Andrew, la madre notó la diferencia una semana después. Los episodios de epilepsia del niño disminuyeron y ahora el pequeño ya camina y ha comenzado a hablar. Ella asegura que se debe al químico proveniente de la marihuana.


“Yo sé que utilizar el aceite con extracto de marihuana es aún muy controversial. Hay muchas personas que se preguntan cómo le puedo dar eso a mi hijo… a esa gente que no sabe yo le digo que es un medicamento controlado más y que el niño no está drogado”, dijo Génesis.


La madre agregó que la falta de información sobre las medicinas derivadas de la marihuana es lo que crea la controversia.


La mayoría de niños con epilepsia ven mejoría entre una semana y un mes. Actualmente en la zona metropolitana de Los Ángeles, hay una lista de 500 menores que esperan la oportunidad de intentar calmar sus ataques epilépticos con CBD.


Fuente LaOpinion



Arriba