Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
21/11/2014

Marihuana y acné





Quien más quien menos, todos hemos sufrido o hemos tenido alguien cerca que ha sufrido la tortura del acné en la adolescencia, o incluso ya en su edad adulta. Y todos conocemos remedios caseros o fármacos con una larga lista de efectos secundarios que no siempre funcionan, por lo que parece que las investigaciones en este campo nunca están de más. Pues bien, el aceite de CBD (el compuesto de cannabidiol, extraído de la marihuana y en esta forma, con escaso o nulo poder psicoactivo) ha demostrado ser un potencial tratamiento contra el acné, ya que actúa como agente sebostático.



Reducción del acné



Según afirman los investigadores “la administración de CBD sobre cultivos de sebocitos y piel humana inhibió la acción lipogénica de varios compuestos, como el ácido araquidónico y una combinación de ácido linoleico y testosterona, y suprimió la proliferación de sebocitos”. Es decir, actúa sobre los síntomas del acné con bastante eficacia, por sus efectos antiinflamatorios y antiproliferantes.




Aplicaciones de la marihuana




Lo más interesante de estas nuevas alternativas es que abren nuevos caminos a pacientes que pueden haber perdido la confianza en la medicina tradicional, o que no están dispuestos a pasar por los efectos secundarios, importantes en el caso de los tratamientos dermatológicos más agresivos. Verdaderamente, el uso de cualquier derivado de la marihuana puede seguir despertando recelos, porque suele asociarse a su uso recreativo, pero muchos estudios, y una larga trayectoria histórica de las innumerables aplicaciones de las semillas de cáñamo, han demostrado que esta es una vía de investigación y un camino que haríamos mal en ignorar.




Uso recreativo y uso medicinal




En cuanto las diferentes legislaciones coincidan en considerar que hay enormes diferencias entre el uso recreativo y el medicinal, seguramente será más fácil investigar en este campo, pese a que cualquier alternativa a los fármacos tradicionales es observada con lupa por los diferentes gobiernos y puede encontrar el rechazo frontal de las grandes empresas farmacéuticas. Ojalá el camino se despeje hacia un mayor abanico de opciones para poder curarnos, independientemente de quién fabrique, siembre o distribuya la sustancia en cuestión. Fuente El Plural




Arriba