Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
01/04/2015

Monseñor Rigoberto Corredor, un obispo colombiano de mente abierta

DATA_ART_4629272_BIG_CE



El Obispo de la diócesis de Pereira, Colombia, cree en la marihuana medicinal después de vivirlo en primera persona


En una entrevista conla prensa el Obispo de Pereira, Monseñor Rigoberto Corredor,  se mostró de acuerdo con la legalización de la marihuana con fines terapéuticos, ¿qué consecuencias le trajo asumir esa posición de tanta apertura?


“Yo no me di cuenta de los efectos que tuvo esa afirmación. Pero yo si me sostengo. Un elemento que los médicos pueden utilizar de forma dosificada para los dolores o algunas terapias y eso lo hacen en muchas partes. Cuando estaba en Purembará, nuestros hermanos indígenas utilizaban bebidas y unturas para los dolores. La marihuana aliviaba sus sufrimientos y dolores en la selva. Eso es una cosa distinta a ir a traficar y a ir a dañar la mente o el sistema nervioso. Creo que en un momento dado también se piense en el control estatal de las sustancias psicoactivas para ir bajando el volumen de la violencia, del tráfico, del enriquecimiento ilícito. Pero la parte medicinal la hablo porque yo lo viví y lo experimenté. No que me hayan curado algo. Pero yo recorrí mucho la selva con ellos y creo que racionalmente podemos utilizar esas sustancias”





Arriba