Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
12/11/2014

Nueva York suaviza sus políticas contra la marihuana

Nueva York se caracteriza por una férrea lucha contra la marihuana, que incluye el arresto de miles de personas por año por posesión de cannabis. Sin embargo, eso está a punto de cambiar. Según el diario The New York Times, el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD, por sus siglas en inglés) considera de dejar de hacer este tipo de detenciones y comenzar a implementar una modalidad más laxa.


Las personas que portan pequeñas cantidades de marihuana recibirán citaciones judiciales y podrán seguir con su camino tras la inspección policial a partir de esta nueva política revelada por funcionarios judiciales al prestigioso diario neoyorquino. Se trata de una flexibilización respecto de lo que se hace hasta el momento cuando encuentran a personas que poseen marihuana: los esposan y los detienen.


Para The New York Times, este cambio “representaría el esfuerzo más significativo del alcalde, Bill de Blasio, desde que asumió el cargo para hacer frente a los efectos duraderos de excesivas prácticas de ‘detener y registrar’ por parte de la policía”.


De Blasio, demócrata, utilizó las críticas contra las polémicas y a veces por demás agresivas detenciones por posesión de marihuana en su campaña para llegar al poder este año. Con esta política, daría su primer paso contra ellas.


Según el diario, estos cambios tendrán fuerte impacto en las comunidades negras y latinas, que en los primeros ocho meses del año, representaron el 86 por ciento de los arrestados por posesión de marihuana en la ciudad, según un estudio de Harry G. Levine, profesor de sociología en la Universidad de Queens y director de la Marijuana Arrest Research Project.


En 2013, la policía detuvo más de 28.000 personas por posesión de marihuana, y en 2014, los arrestos ocurrieron a un ritmo similar, dijo el profesor Levine.


Bajo la práctica actual, más de la mitad de los detenidos por marihuana fueron puestos en libertad un par de horas después de haber sido llevado a una comisaría, de acuerdo con datos de 2012 recogidos por la ONG Agencia de Justicia Penal. En la comisaría, les registraron las huellas digitales, comprobaron sus antecedentes y emitieron un “ticket” para que se presenten ante un tribunal de seis a ocho semanas más tarde. El resto de los arrestados por posesión de marihuana estuvieron detenidos hasta 24 horas antes de comparecer ante un juez.  Fuente



Arriba